El primero fue de penal: lo ejecutó mediante un derechazo bajo, con la cara interna del pie derecho. El segundo llegó arrojándose al piso, para conectar un centro rasante, sobre la línea. El tercero, otra vez de penal, una mano que él mismo generó con un remate. Lo cobró a partir de un tiro cruzado. El cuarto lo firmó gracias a una palomita solitaria.

Maximiliano López tuvo una jornada soñada con la camiseta del Udinese. Sin las luces y la danza de los millones que persigue a Mauro Icardi, actual pareja de su ex Wanda Nara, el delantero, de 33 años, se destapó con cuatro goles en el triunfo de su equipo 8-3 ante Perugia, lo que le permitió el acceso a octavos de final de la Copa Italia.

Con el dorsal 20, en la Serie A solamente había anotado una conquista, pero con los cuatro que convirtió hoy alcanzó la marca de cinco tantos en 12 partidos. Nada mal en cuanto a promedio. En la progresión del resultado, López celebró el 2-0, el 4-1, el 5-3 y el 6-3.

El martes 19 de diciembre Udinese se medirá ante Napoli, líder del Calcio, por octavos de final del certamen. Y volverá a necesitar de un Maxi López iluminado para tamaño desafío.

LEA MÁS: