Marcelo Gallardo se mostró muy aliviado después del pase de River a la final de la Copa Argentina. Su elenco derrotó 3-0 a Deportivo Morón en Mendoza y definirá el título ante Atlético Tucumán.

Luego de la acción, habló con TyC Sports y se refirió a la semana negra que había tenido el Millonario: "Esto sigue, había que mirar para adelante y no quedarnos en lo que pasó. Con la frustración, bronca y dolor. Teníamos que enterrarlo. El partido de hoy era sumamente importante, nos permite jugar una final".

La espina de la eliminación con Lanús en las semifinales de la Libertadores aún está clavada, así como también la derrota con Boca en el Superclásico. Pero retener el título de Copa Argentina le servirá como bálsamo a los riverplatenses. "Llegar a esta instancia no es fácil en nuestro fútbol", remarcó el Muñeco.

Respecto al encuentro con Morón, evaluó: "Hicimos un buen primer tiempo, tuvimos paciencia y vinieron los goles. El segundo no me gustó cómo jugamos. Son cosas que hay que mejorar para ser más regulares". Y agregó: "No era un partido fácil para nosotros, había que sacarlo adelante contra un rival que había eliminado a varios equipos de primera".

(@CARPoficial)
(@CARPoficial)

Por último, agradeció el apoyo constante del hincha de River, justo en la semana en la que confirmó que está dispuesto a seguir dirigiendo y se fijó en la tarea de Germán Lux, quien se redimió tras estar en el ojo de las críticas: "Es importante la confianza del futbolista. Yo veo actitudes y comportamientos y me baso en eso (para elegir a los titulares). En la única que tuvo comprometida respondió bien, esperamos que esto le de más confianza".

LEA MÁS: