(Télam)
(Télam)

En un nuevo capítulo de una novela que parece interminable, el Zenit de Rusia envió una nueva oferta formal por Emiliano Rigoni, que cuenta con el visto bueno de Independiente, por lo que su salida podría cerrarse en las próximas horas.

Según reconocieron desde la dirigencia del Rojo, los abogados de ambos clubes están intercambiando contratos y, si todo se da en los caminos normales, el futbolistas viajará la semana próximas para firmar un contrato por cuatro años.

El monto global de la operación es de 10.500.000 euros, pero a esa cifra hay que restarle los impuestos y luego el club de Avellaneda deberá negociar con Belgrano, dueño de la mitad de su ficha.

En caso de aparecer nuevas diferencias entre las partes (todos son optimistas que no suceda), el Rojo tiene la decisión tomada de dar por caída la operación y comenzar a negociar una mejora económica para el cordobés.

Rigoni se estaba entrenando a la par de sus compañeros, aunque le había dejado en claro a los dirigentes y al entrenador que su idea era emigrar al Zenit. Incluso, la semana pasado había sido licenciado y estuvo en Córdoba junto a su familia, ya que se creía que era inminente su partida a Europa.

Sin embargo, como la nueva propuesta se demoró en llegar, este lunes regresó a las prácticas y era tenido en cuenta para el partido del martes ante Atlético en Tucumán, por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Con este escenario, Ariel Holan difícilmente pueda utlizar al ex Belgrano y por eso piensa en un equipo sin su principal figura. La probable alineación será: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Fernando Amorebieta, Nicolás Tagliafico; Nery Domínguez, Diego Rodriguez; Maximialiano Meza, Ezequiel Barco; Lucas Albertengo, Leandro Fernández.

LEA MÁS