La desgracia golpeó con dureza este lunes a la familia de Marcos Milinkovic, ya que Luka, el hijo de 13 años del emblemático deportista argentino, murió ahogado en una playa de Croacia, donde pasaba sus vacaciones.

Según indican las primeras versiones, el adolescente habría salido de la casa donde se hospedaba con su madre y su hermana con la idea de que iría a jugar al básquet con amigos a una cancha cercana, pero, finalmente, terminó por subir a un kayak, con la idea de navegar por el mar Adriático.

El sitio especializado World of Volley indicó que cerca de las 19 horas de Croacia un esloveno advirtió la presencia de un cuerpo y pidió una máscara de buceo para intentar auxiliar a una persona cerca de la cual flotaba un bote.

"Le di una máscara y cuando llegó a ese lugar me dio una señal. Fui allí con mi hijo y realmente, en el fondo del mar, a unos siete metros, había un cuerpo. Inmediatamente, uno de los chicos de la zona, que tiene experiencia en buceo, apareció y tomó el cuerpo. Lo pusimos en el barco y empezamos a reanimarlo. Cuando llegamos a la playa continuamos con esto, pero no logramos hacer nada", contó una de las personas que participó de la trágica escena.

Testigos aseguraron que los médicos que acudieron al lugar lucharon por la vida de Luka Milinkovic durante mucho tiempo, pero ya era tarde. El hijo de Marcos tuvo su experiencia en el vóley, representando al equipo serbio de Vojvodina, donde jugó como receptor.

Luka Milinkovic era el mayor de los tres hijos de Marcos.

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES.