El lujoso hotel donde Lionel Messi y Antonela Rocuzzo pasan su luna de miel

Se trata del resort Jumby Bay, ubicado en la isla Antigua, donde una habitación puede costar hasta 16 mil dólares la noche. Lo más parecido al paraíso

Rosewood, la sensación del placer. Tal es la frase que reza la presentación de la cadena de hoteles elegida por Lionel Messi y Antonela Roccuzzo para pasar su luna de miel. En este caso, los flamantes marido y mujer eligieron hospedarse en la franquicia ubicada en la isla caribeña de Antigua, algo muy parecido a lo que la biblioteca cuenta como el paraíso, aunque sólo permitido para quien pueda pagar su valor que asciende hasta los 16 mil dólares la noche.

La isla donde se encuentra el hotel, llamado Jumby Bay, está situada a casi tres kilómetros de la costa. El sofisticado complejo boutique es un sueño hecho realidad para los amantes de la naturaleza y ofrece una variedad de 21 opciones de alojamiento que van desde los 1150 a los 16 mil dólares la noche. El espacio más costoso, donde estaría alojada la familia Messi, se llama Pure Turquoise y ofrece una impresionante variedad de servicios.

Pure Turquoise es una casa de siete dormitorios ubicada entre exuberantes jardines tropicales. El pabellón principal de la finca se distingue por la caricia de una brisa refrescante y cuenta con múltiples áreas de estar, un elegante comedor y una cómoda sala de estar.

Cada casa de huéspedes es privada y ofrece vistas al mar cautivadoras, ropa de cama y un baño con ducha interior y al aire libre, y una bañera al aire libre.

La impresionante piscina es el punto focal de esta finca. El gazebo y la amplia cubierta están equipadas con hamacas, camas y sombrillas que proporcionan el escenario ideal para relajarse y comer al aire libre.

Desde la piscina se accede a una playa aislada de arena blanca donde nidos de tortuga de mar se encuentran a menudo a lo largo de la temporada. Un gran campo de criquet y canchas de tenis completan los servicios de ocio al aire libre en el magnífico espacio ubicado junto al mar.

Todas las habitaciones tienen aire acondicionado, baños en suite, cocina totalmente equipada, sala de estar interior y exterior, comedor de finas terminaciones, sala de juegos, grandes salones con pantalla de TV y mesa de billar, piscina climatizada frente al mar con jacuzzi, canchas de tenis de césped sintético, acceso directo a la playa, dos carritos de golf y bicicletas para uso de los huéspedes.

Lionel Messi y Antonela Roccuzzo se alojaron en el hotel junto a sus dos parejas amigas, la de Cesc Fábregas y su mujer, Daniella Semaan, y la de Luis Suárez y su esposa, Sofía Balbi. El lugar dispone además de un chef privado para los huéspedes, que en este caso estarán allí una semana antes de regresar a Barcelona para sumarse a la pretemporada del club catalán, en el caso del argentino y el uruguayo.

Messi y Roccuzzo se casaron el pasado viernes en Rosarioluego de un noviazgo formal de casi 10 años. La pareja tiene dos hijos, Thiago y Mateo, quienes viajaron junto a ellos al Caribe.

La Pulga aún tiene pendiente la renovación de su contrato con Barcelona, que según trascendidos podría formalizar a mediados de julio y que lo ligaría al club catalán hasta 2020 a cambio de un sueldo anual cercano a los 30 millones de euros y cuya cláusula de rescisión pasaría de los 250 millones de euros actuales a los 400.

Fue la propia Antonela Roccuzzo quien dio a conocer el lugar donde la pareja celebraba su luna de miel con una publicación del lugar en su cuenta de Instagram que acompañó con un cariñoso comentario: "Honeymoon en familia", escribió la rosarina.

En su descripción, el hotel Jumby Bay cuenta que se encuentra "a pocos pasos de playas de arena blanca y cada suite es un oasis de tranquilidad que ofrece espectaculares vistas al mar Caribe".

Luego agrega: "Este exclusivo complejo de lujo del Caribe encarna tanto la belleza de la naturaleza y la tradición de elegancia con un entorno inspirador y sofisticación simple".

El espacio asegura que no hay un solo rastro de intrusiones urbanas. "Es un escondite de propiedad privada que se ha mantenido prácticamente sin cambios durante siglos. Hoy en día, toda la isla -que se compone de tan sólo 40 habitaciones y suites exquisitamente decoradas y una colección de villas y casas de raíces- puede resumirse con un cartel imaginario que todos respetarían: 'No molestar'".

En el repaso de la historia se cuenta sobre la isla Antigua que desde su descubrimiento por Cristóbal Colón en 1493, este espacio ha encantado a la gente de mar, naturalistas y románticos.

Hoy en día se conoce como Jumby Bay (llamado así por la palabra de Antigua Jumbee, lo que significa espíritu lúdico) y llama a permitirse un retiro de lujo y relajado al que se llega en un viaje de apenas seis minutos en barco desde la costa de Antigua que garantiza la permanencia en un paraíso lejos de las multitudes del Caribe.

En el lugar no está permitido el tránsito de vehículos a motor. Los huéspedes sólo pueden moverse, en caso de que lo deseen, en bicicletas.

En lo que al arte culinario respecta, el hotel ofrece a los huéspedes la oportunidad de disfrutar de un barco de pesca deportiva privada para atrapar su propia comida del día. Los huéspedes pueden embarcarse con un equipo profesional mientras disfrutan de bebidas refrigeradas y un almuerzo recién preparado. Por la noche, los profesionales de la cocina del lugar preparan la pesca del día de acuerdo a las preferencias de los huéspedes y sirven en la mesa del chef privado.

 

La experiencia culinaria del lugar garantiza la exquisitez de sus platos personalizados y en lugares exclusivos en los que se combinan ingredientes de temporada, el buen vino y las habilidades de la cocina de primer nivel.

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES