Fue una noche negra para el Crystal Palace: el equipo cayó de local ante el Tottenham cuando faltaba poco para el final y no pudo alejarse de la zona de descenso. Pero además, sufrió una baja sensible, por la lesión en la rodilla de Mamadou Sakho.

El francés de ascendencia senegalesa de 27 años quiso extirparle una pelota a Harry Kane, goleador de los Spurs. Pero su pie se trabó en el campo de juego y el impulso lo llevó a perder el equilibrio y la estabilidad de su rodilla izquierda.

Las primeras informaciones que circulan en los medios ingleses afirman que no verá acción oficial hasta 2018 (estarían comprometidos los ligamentos). Al ex Liverpool le esperará una larga rehabilitación y las Águilas prescindirán de una pieza clave en la recta final de la Premier League.

LEA MÁS: