El encuentro válido por la fecha 13 de las Eliminatorias Sudamericanas de mañana entre Argentina y Chile simbolizará el primer cruce después de la victoria de la final disputada en Estados Unidos por la Copa América Centenario. Separados por un punto en la tabla y sin mucho margen de error para materializar la clasificación a Rusia 2018, el cotejo presentará una infinidad de condimentos.

A lo largo de los años se fue generando cierta pica entre ambas selecciones y desde el ciclo de Marcelo Bielsa, quien sin lugar a dudas causó una revolución en el fútbol trasandino, se despertó un nivel de competitividad y confianza inédito hasta allí, prolongado por Jorge Sampaoli y Juan Antonio Pizzi, paradójicamente otros dos entrenadores argentinos.

Bielsa marcó un punto de inflexión en la historia del fútbol chileno (NA)
Bielsa marcó un punto de inflexión en la historia del fútbol chileno (NA)

Hubo un antes y un después: camino al Mundial de Sudáfrica, los chilenos se impusieron como locales en un partido que significó la despedida de Alfio Basile de la dirección técnica. En esa clasificación, la Roja terminó como escolta del líder Brasil y Argentina logró evitar el repechaje con lo justo, de la mano de Diego Maradona. Fue su único triunfo por los puntos.

Claudio Borghi, sucesor del Loco rosarino, no terminó de convencer y dejó su puesto de DT tras caer 2-1 con la Albiceleste en Santiago, en el arranque de la segunda ronda por las Eliminatorias rumbo a Brasil 2014. Ya con Sampaoli, Chile se clasificó al Mundial y estuvo a punto de eliminar al anfitrión (cayó por octavos de final en penales). Ese resultado sería un anticipo de la gesta de 2015 en su feudo, por Copa América.

Argentina-Chile se transformó en un partido muy caliente (AFP)
Argentina-Chile se transformó en un partido muy caliente (AFP)

A la hora de repasar los historiales de la selección nacional, el combinado chileno es al que más diferencia de partidos le lleva: son 52 de ventaja. Argentina se impuso en 58 de las 88 veces que estuvieron cara a cara, con 24 igualdades y apenas seis derrotas (además de la mencionada en 2008, Chile ganó amistosos en 1959, 1967 -dos-, 1968 y 1973).

Paraguay (33), Perú (27), Uruguay (25), Bolivia (20) y Venezuela (19) son los siguientes países a los que Argentina les lleva más encuentros, aunque la última conquista en la Copa América Centenario disputada en suelo norteamericano no hizo más que pronunciar esta paternidad ficticia de Chile, que le arrebató dos títulos a la generación de Lionel Messi.

¿Cuánto influirán en cada equipo los antecedentes recientes en el duelo de mañana?

LEA MÁS: