Los octavos de final de la Champions League continuaron en Portugal. En el encuentro más destacado de la jornada, la Juventus visitó al Porto con la mayoría de sus figuras. El notable presente en las competiciones domésticas le permitió a Massimiliano Allegri presentar a su máximo arsenal en el estadio Do Dragao. Paulo Dybala, Gonzalo Higuaín, Mario Mandzukic y Juan Guillermo Cuadrado dieron cuenta de ello.

A pesar de los esfuerzos locales por mantener la paridad, la irresponsabilidad de Alex Telles debilitó al conjunto de Nuno Espírito, ya que el brasileño observó la tarjeta amarilla en reiteradas ocasiones antes de que se cumpla la media hora. Con inferioridad numérica, los lusitanos quedaron a merced de un milagro para evitar la derrota.

A pesar de tener el dominio de la pelota, al elenco italiano le costó quebrar la última línea defensiva. La escasez de profundidad fue lo que mantuvo con vida al dueño de casa, aunque un remate de la perla con pasado en Instituto pudo encausar la victoria visitante. El poste le ahogó el grito al cordobés, y la primera etapa se diluyó sin emociones.

(AP)
(AP)

En el complemento Dybala volvió a aparecer para amenazar a Iker Casillas. El argentino le rompió el arco al arquero campeón del mundo, pero un error del juez de línea anuló la acción. El alemán Stefan Lupp levantó su banderín y el gol fue invalidado. De a poco, la Vecchia Signora se mostraba con más agresividad.

El entrenador italiano se dio cuenta que los goles estaban en el banco de suplentes. El croata Pjaca impuso el 1 a 0 con una definición exquisita y Dani Alves estiró la ventaja en una de sus primeras intervenciones. El sacrificio lo tuvieron que hacer Cuadrado y Lichtsteiner para que la entidad de Turín se lleve una buena diferencia a su país.

A pesar de no mostrar un espectáculo vistoso, los de Allegri volvieron exponer su jerarquía para soñar con el título internacional. La revancha en su casa será una escala del camino hacia  los cuartos de final. La Juventus esperará con expectativa el sorteo de la fase de los ocho mejores del torneo.

 

El otro partido de la jornada:

SEVILLA-LEICESTER:

(AFP)
(AFP)

En el Ramón Sánchez Pizjuán de Andalucía, el Sevilla recibió al Leicester con el objetivo de sacar una buena ventaja en el primer partido de los octavos de final de la Champions League. La inestabilidad del equipo inglés, que está al borde del descenso en la Premier League después de sorprender al mundo con su título, facilitó la tarea de los españoles.

Un penal desperdiciado por Joaquín Correa generó preocupaciones en Jorge Sampaoli, dado que la atajada de Schmeichel elevó anímicamente al elenco británico. De todos modos, un cabezazo de Pablo Sarabia encausó el triunfo local y el argentino se descargó la bronca con el 2 a 0.

Sin embargo, cuando parecía que la paella estaba cocinada, Jamie Vardy marcó el descuento para el combinado de Ranieri y dejó la llave abierta para la revancha que se llevará a cabo el 14 de marzo en el King Power Stadium de Inglaterra.

Fixture:

LEA MÁS: