España: firmó contrato, lo acusaron de ser nazi y cancelaron su fichaje

Roman Zozulya acordó su arribo al Rayo Vallecano, conjunto que atraviesa una delicada situación deportiva, ya que está cerca de la zona de descenso en la segunda división de España. Sin embargo, tras estampar su firma, tuvo que dar marcha atrás porque fue acusado de neonazi por hinchas radicales de la institución madrileña.

Los Bukaneros, fanáticos caracterizados del Rayo, hicieron pintadas y acudieron a la práctica con pancartas en las que demostraron su descontento por la contratación. "Vallekas no es lugar para nazis. Presa, para tí tampoco. Vete ya!", fue una de las banderas en la que también involucraron a Martín Presa, presidente de la institución.

La Policía tuvo que intervenir cuando los insultos contra el ucraniano se multiplicaban y a pesar de que el futbolista de 27 años argumentó que hubo un malentendido, desde su antiguo club optaron por dar marcha atrás con la transferencia. "Ante los problemas surgidos con los radicales del Rayo, hemos hablado con este club y en protección al jugador, que es nuestro, hemos decidido que regrese a Sevilla", declaró un directivo del Betis.

Horas atrás, Zozulya había escrito un comunicado en el que aclaró que un periodista confundió el escudo de su país que lució en una indumentaria con la de un grupo paramilitar, cuando había llegado al Betis. "No estoy vinculado ni apoyo a un grupo paramilitar ni neonazi alguno", aseguró el ex Dinamo Kiev que sí admitió haber colaborado con el ejército para "proteger a mi país y ayudar a los niños y los más desfavorecidos".

Y los problemas no terminan con su efímero pase y desvinculación, ya que Zozulya no podrá jugar para el Betis, ya que registra tres inscripciones en esta temporada: Dnipro, Betis y Rayo Vallecano. Así, quedará colgado el próximo semestre y recién aspirará a retornar a las canchas de cara a la 2017/2018. Entre los clubes españoles deben ponerse de acuerdo por el pago de su salario.

LEA MÁS:

El atleta olvidado que pudo ser leyenda y arruinar las olimpíadas nazis

La historia del Leipzig, el club más odiado de Alemania

Atleta francés comparó al público brasileño con la Alemania nazi

La esgrimista judía que salvó los Juegos Olímpicos de Hitler

La historia del St. Pauli, el club más progresista del mundo