El pasado 30 de diciembre Lionel Messi y Antonella Roccuzzo bautizaron a sus hijos, Thiago (4) y Mateo (1), durante la estadía de la familia en Rosario según información publicada por el diario catalán Mundo Deportivo.

La familia llegó a la ciudad santafesina el pasado 19 de diciembre con motivo de la celebración de las fiestas de Navidad y año nuevo pero en medio de ambas fechas Thiago y Mateo recibieron el sacramento del bautismo bajo absoluto hermetismo.

(Reuters)
(Reuters)

La noticia trascendió mediante algunas de las personas que participaron del festejo. Una de ellas es una estudiante rosarina que trabaja en una empresa de catering, la que asistió a los invitados y dio cuenta de la emoción de estar al lado del mejor del mundo aquella noche. "Todavía no caigo, Leo Messi, realmente un ejemplo de humildad. Para mí fue un orgullo servirle…", fue algo de lo que escribió en un posteo en su cuenta de Instagram.

A partir de los primeros detalles del agasajo luego surgieron otros más precisos como, por ejemplo, la imagen de la invitación al bautismo de los niños.

Rosario sería, además, la ciudad donde en junio próximo Leo y Antonella le pondrían el sello al amor que los une desde muy jóvenes, ya que allí se casarían en una fiesta que se anuncia como el gran evento del año.

Tras pasar las fiestas en familia, los Messi-Roccuzzo regresaron a España ya que el jugador debía retomar los entrenamientos con el FC Barcelona.