Luego de la dura derrota en el Superclásico ante Boca, River cambia el chip y se mentaliza en el trascendental encuentro por Copa Argentina. El Millonario jugará ante Rosario Central la final del certamen federal, que le brinda al campeón un boleto a la próxima Copa Libertadores.

Ese fue el objetivo primordial que se trazó el equipo a principio de semestre y por el que buscará volver a enfocarse, pese a que la caída ante el rival de toda la vida tuvo un impacto muy fuerte. Justamente, Lucas Alario y Rodolfo D'Onofrio se refirieron al duelo perdido con Boca y a la final.

Mientras el presidente aseguró a Closs Continental que la derrota con Boca "ya pasó" y que el encuentro ante Rosario Central "es el partido", el delantero reconoció que "nos quedamos con bronca, pero mañana tenemos revancha".

"Perdimos el clásico en nuestra casa y por cómo se dio el partido, la bronca ya la masticamos, ya la tenemos adentro. Pero por suerte tenemos mañana una revancha y en una final, lo que no es poco. Esperamos estar a la altura y ganarla", reconoció Lucas Alario, segundos antes de subirse al avión que lo depositó en Córdoba.

Alario remarcó la importancia de ganar el título y, sobre todo, clasificarse a la Copa Libertadores: "Para este club todas las finales son importantes y ésta, además, da el pase a la Copa Libertadores. Y creo que River debe estar presente en todo torneo internacional".

EL EQUIPO PARA JUGAR ANTE ROSARIO CENTRAL

En la práctica matinal, Marcelo Gallardo sorprendió al colocar entre los posibles titulares al juvenil Lucas Martínez Quarta en lugar de Arturo Mina. Si bien el DT no diagramó un encuentro formal de fútbol, sí realizó ejercicios de pelota parada con el siguiente equipo:

Augusto Batalla; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Lucas Martínez Quarta, Luis Olivera; Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio; Gonzalo Martínez, Andrés D'Alessandro; Sebastián Driussi y Lucas Alario.

LEA MÁS: