Independiente ganó más que tres puntos: consiguió algo de calma, algunos días de tranquilidad. "El Rojo" se impuso por 1-0 ante River en el estadio Libertadores de América, en el partido correspondiente a la fecha 12 del torneo de Primera División, y le dio "una vida" más a su entrenador Gabriel Milito, quien estaba en la cuerda floja debido a que el desempeño del equipo no termina de convencer a los hinchas.

Para Independiente el partido no se presentó de manera fácil. Incluso desde antes que comenzara a rodar la pelota, desde las tribunas bajaron los insultos para los jugadores, quienes vienen desarrollando una irregular campaña y que en la fecha pasada sufrieron una goleada por 3-0 en el clásico ante Racing. A pesar de esa presión, "El Rojo" logró imponer su dominio ante un River plagado de suplentes y juveniles, debido a que Marcelo Gallardo decidió cuidar a los titulares de cara a la final de la Copa Argentina que el equipo jugará en unos días ante Rosario Central.

Aunque los dirigidos por Gabriel Milito tuvieron la primera oportunidad clara del partido con una acción en la que Ortiz no pudo conectar bien una pelota en el área de River, fue el conjunto visitante el que estuvo más cerca de marcar el primer gol con un cabezazo de Montiel que se estrelló en uno de los palos del arco defendido por Campaña. En la contra, no pudo Independiente.

De a poco, el juego del "Rojo" fue perdiendo preeminencia y las oportunidades se repartieron. River pudo adelantarse con un gran centro de Mora para Larrondo que, en soledad, cabeceó desviado. En la respuesta, Toledo mandó la pelota al área para el ingreso de Denis, quien mandó la pelota por arriba del travesaño.

El comienzo del segundo tiempo volvió a mostrar a los de Milito adelantados en el campo de juego, intentando vulnerar a Batalla. Bustos y Vera merodearon el gol, pero se toparon con sus propias falencias en la definición y con la buena ubicación del arquero de River, respectivamente. Por el lado del "Millonario", el DT apostó a quitarle la tenencia de la pelota al rival con los ingresos de Driussi, Andrade y "Pity" Martínez.

Sobre los 26', Diego Vera le dio el gol de la tranquilidad al elenco de Avellaneda. Tras un centro desde la izquierda, la pelota se desvió en un defensor que intentó rechazar y recayó en el uruguayo, que sentenció el 1-0 de cabeza.

Solo un cabezazo de Driussi pudo significar el empate para River, pero el arquero Campaña le negó la conquista con una buena volada. Ante la imposibilidad del "Millonario" para generar real peligro, el triunfo quedó del lado de los locales.

Independiente volvió a ganar tras cuatro fechas y suma 19 puntos, pero aún está lejos del líder del campeonato, Estudiantes de La Plata (27). Las mismas unidades tiene River, que ganó solo uno de sus últimos cinco partidos del certamen, lo que lo alejó de la pelea por el título. El elenco de Núñez apunta todos sus cañones a la Copa Argentina, que dará a su ganador un pasaje a la Copa Libertadores del 2017.