Desde su llegada al club, Sebastián Torrico es una pieza clave del andamiaje de San Lorenzo. El arquero suele destacarse por sus grandes intervenciones y atajadas claves, y el clásico ante Huracán no fue la excepción.

"El Ciclón" se había puesto en ventaja a los 27 minutos con el gol de Martín Cauteruccio e intentaba sostener el triunfo parcial ante los tibios embates del "Globo". Dos minutos después del gol que abrió la cuenta, Torrico iba a tener una aparición fundamental.

LEA MÁS:

El centro atrás partió desde la derecha y el arquero amagó a salir, pero volvió sobre sus pasos. La pelota le llegó a Ignacio Pussetto, que anticipó a su marcador y definió solo debajo de los tres palos pero, con unos reflejos pocas veces vistos, el número 12 de San Lorenzo llegó a manotear la pelota y evitar la casi segura conquista del delantero visitante.

Fue una aparición espectacular de Torrico, quien provocó una tremenda ovación por parte de la hinchada local y le permitió a su equipo mantener la ventaja.