Es un gesto político pero, sobre todo, un acto colectivo desesperado. Y se conoce en detalle en una jornada caliente y mientras la moneda del azar está en el aire. El enigma a descifrar es si empezará, o no, el campeonato este de fin de semana. Hay una jueza enojada (María Servini). Una dirigencia en rebelión (la de los menos poderosos). Y los hinchas que esperan retomar el hábito –casi– religioso de volver a gritar un gol.

Infobae accedió hoy a una carta que tensa aún más el inestable equilibrio de fuerzas que vive hoy la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Más de 3.500 clubes de fútbol del Ascenso y del interior del país firmaron una dura carta dirigida al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en la que denunciaron graves "irregularidades" cometidas por la Comisión Regularizadora de la AFA que encabeza Armando Pérez, y le solicitaron que "tome cartas en el asunto a fin de que se cumplan las funciones para la que fue nombrado".

"Las situaciones descriptas en el presente documento y la angustiante realidad que vivimos todos los clubes que componemos las divisionales de Ascenso y el Consejo Federal, nos llevan a poner en conocimiento de Usted como máxima autoridad del fútbol mundial y a solicitarle que tome cartas en el asunto a fin de que el Comité Regularizador cumpla las funciones para lo cual fue nombrado, sin exceder el mandato asignado, respetando la figura de los clubes que componen la Asociación y sus dirigentes".

Así cierra el documento de diez páginas (dos de ellas de firmas estampadas arriba de nombres propios y clubes modestos de todo el país) que los clubes presentaron ante la AFA y que revela un malestar profundo contra la comisión de Pérez. Ese mismo día, con igual malestar y calcado responsable –los cuatro "regularizadores"– también había apuntado la jueza Servini que no ahorró críticas y declaraciones de desaprobación.

El contenido de la carta irrumpe a escasas horas de que empiece una reunión entre funcionarios que responden a Pérez y su brazo ejecutor, Víctor Taboada, y los veedores judiciales nombrados por la magistrada, Alicia López, Alberto Piotti y Bruno Larroca. También hoy había un encuentro con Sergio Marchi, jefe de Agremiados, el silencioso y opulento gremio de futbolistas, a cuya fundación le encontraron casi dos millones 200 mil dólares. Único caso de abundancia ante tanta tierra yerma.

Además, Daniel Angelici, presidente de Boca, reapareció con la voluntad de asumir un rol de fraternal compañía de un Pérez cada vez más aislado. Una amigable necesidad que el empresario de los cosméticos se obstinaba en desconocer.

Armando Pérez, jefe de la Comisión Regularizadora de la AFA, que nombró la FIFA y que ahora es cuestionado ante esa misma organizacón
Armando Pérez, jefe de la Comisión Regularizadora de la AFA, que nombró la FIFA y que ahora es cuestionado ante esa misma organizacón

EL CONTENIDO DE LA CARTA

En la carta, los firmantes destacan que en un plenario resolvieron cinco puntos: no iniciar el campeonato, mantenerse en estado deliberativo, elevar a la FIFA los reclamos; facultar a Daniel Ferreiro y Claudio Chiqui Tapia (delegado, con algunas intermitencias, de Hugo Moyano) para viajar a Zurich, Suiza, y presentar sus pedidos y –clave– defender las asociaciones civiles y sellar así eventuales fisuras donde podría filtrarse la figura de las resistidas "sociedades anónimas".

"Enrolados en las divisionales de ascenso tenemos 130 clubes y el Consejo Federal lo componen 218 ligas que abarcan a 3.533 clubes, a lo largo y a lo ancho de nuestro país. Estas instituciones permiten que diariamente, aproximadamente un millón de jóvenes practiquen fútbol recreativo como disciplina deportiva", resaltan en el anexo de 10 puntos donde se ilumina un paisaje de escombros, decrepitud e indolencia.

El documento fue elevado al presidente del Tribunal de Disciplina de la Asociación del Fútbol Argentino, el escribano Fernando Mitjans, el único argentino y sudamericano que tiene un alto cargo en la FIFA y que quedó en pie después del sismo que tuvo epicentro en la Conmebol y derrumbó hasta los cimientos la vieja organización que condujo la dupla Julio Grondona-Joseph Blatter.

Entre los puntos resaltados, los clubes del Ascenso y del interior del país retoman las alertas que ya habían sido señaladas que la FIFA había recibido, entre ellas los despidos, las nuevas contrataciones, la intervención del Gobierno y manejos con los derechos comerciales y el patrimonio que podían comprometer a futuras gestiones. Finalmente, advierten los clubes que cualquier actitud en contrario de garantizar que se elijan nuevas autoridades en la AFA "pasa a ser de un Comité de Regularización a transformarse en una intervención lisa y llana, situación que estamos viviendo si tomamos como ejemplo varias determinaciones tomadas".