El escolta del seleccionado argentino, Carlos Delfino, afirmó que volvió a sentirse vivo tras su regreso al básquet, en la caída ante los Estados Unidos, después de tres años de inactividad a causa de las siete operaciones que sufrió en su pie derecho.

"Estoy jugando al básquet, eso es lo más lindo de todo. Volví a sentirme vivo con una pelota en la mano", expresó el Lancha en declaraciones publicadas por la Confederación Argentina. En su regreso a las canchas, Delfino jugó 7 minutos y 16 segundos, en los cuales consiguió 3 puntos (a través de un triple), 2 asistencias, y un robo.

"Fue muy emotivo lo que viví. Esto es una película. Disfruto del grupo porque es gente que uno quiere mucho", puntualizó. Además, cuando se le preguntó por lo que espera en el futuro inmediato, el santafesino fue cauto y comentó: "Trato de no pensar porque me pasan muchas cosas por la cabeza. Siento que puedo ayudar al equipo".

El equipo de Sergio Hernández debutará ante Nigeria el 7 de agosto, dos días más tarde jugará contra Croacia, el 11 se medirá con Lituania, el 13 frente a Brasil y el 15 chocará con España.