La belleza del día: “Loca bohemia”, de Marilina Etchichury

En tiempos de incertidumbre y angustia, nada mejor que poder disfrutar de imágenes hermosas

“Loca bohemia”, de Marilina Etchichury
“Loca bohemia”, de Marilina Etchichury

I

Buenos Aires en el recuerdo (@BsAs_recuerdo) es un archivo de “entrañables imágenes del ayer porteño” que postea en Twitter fotos que evocan la tradición de la capital argentina.

Hace un mes, compartió una pintura que, según sus palabras, “refleja en su temática la situación de explotación de la mujer en prostíbulos y cabarets en la Buenos Aires de las primeras décadas del siglo XX”. Se trata de Loca bohemia, de Marilina Etchichury.

II

¿Qué vemos en este cuadro, en esta obra expresionista donde predomina, como en los alemanes de 1910, la visión interior del artista, la “expresión”, frente a la plasmación de la realidad? Es una postal en grises que adquiere fuerza, tensión y belleza a partir de los tonos ocres.

Hay una mujer, posiblemente una prostituta, que muestra sus piernas envueltas en unas medias con encaje. Posa la pierna derecha sobre la mesa y desliza una mano sobre la rodilla. Con los dedos de la mano izquierda, en un movimiento delicado, toma el borde de su saco.

La mirada es directa y frontal, sin emabargo enigmática; los labios rojos se roban gran parte de la atención de la escena. Por el sombrero, estamos en otra época, en comienzos, tal vez mediados, del siglo XX.

Sobre la mesa hay una botella de vino y una pequeña copa, ubicada entre las piernas de la dama, al borde de la mesa, casi a punto de caer.

III

Nacida en Buenos Aires el 8 de mayo de 1965, Etchichury se formó en las Academias de Bellas Artes y talleres de grandes artistas argentinos, como Hugo Sbernini y Miguel Dávila. En 1987 continuó sus estudios en Europa y residió ahí varios años.

Desde 1982 expone tanto en Argentina, como en el exterior, especialmente en Brasil, país donde tiene también su taller. Una de sus grandes obras es Loca bohemia, un acrílico de 70 centímetros de alto y 100 de ancho que figura a la venta en Mercado Libre.

Etchichury expuso de forma individual y colectiva en una infinidad de ocasiones. Las más renombradas fueron en el año 2003 en el Centro de Convenciones de Ouro Preto, Brasil; Galería Zamora, Buenos Aires, en 2009; Galería de la Alianza Francesa, Buenos Aires y Casa de las Artes, Ouro Preto, Brasil ambas en 2012 y Museo de Bellas Artes Pompeo Boggio, Chivilcoy provincia de Buenos Aires en el año 2014 (muestra colectiva) y en 2015 (muestra individual); entre otros.

IV

A sus veinte años, cuando su estilo pictórico era aún un juego, una búsqueda, un impulso, el periodista Osiris Chierico escribió que “sus evocaciones tienen ese fuerte sabor de lo verdadero que De Lacroix anteponía a la noción de la exactitud. Lo verdadero, que está sólidamente ligado a la interioridad, en contraposición con lo exacto que tiene que ver con las referencias exteriores”.

Ya en el nuevo siglo su estilo adquirió definición. Aldo Galli, en una nota para La Nación de 2002, decía que, en sus cuadros, “las escenas disminuyen las tensiones de la vida diaria con la confidencialidad de los ambientes nocturnales”.

Rafael Squirru, en el mismo diario, año 2004, escribía: “Marilina Etchichury puede ser considerada una destacada figura de la Escuela de Buenos Aires que supo aprovechar las enseñanzas de Sbernini y de Miguel Dávila. Tiene calidad y fuerza”.


SEGUIR LEYENDO