Los libros del año: sugerencias y recomendaciones de 16 grandes lectores

El 2020 fue un año atípico: todo el mundo se encerró en sus casas para cumplir con el aislamiento. ¿Se leyó más? ¿Se leyó menos? Aquí, una serie de títulos de ficción y no ficción imprescindibles

Los libros del año (Foto: Shutterstock)

Cuando en los noticieros, en los diarios, en las radios y en las redes se hablaba del virus, del aislamiento, del pico de contagios, de las camas disponibles en los hospitales, de la economía que caía en picada... había personas que decidían, al menos por unas horas, meter su mente adentro de un libro. El 2020 fue un año atípico: todo el mundo se encerró en sus casas. ¿Se leyó más? ¿Se leyó menos? Lo cierto es que se leyó de otra forma porque la incertidumbre dejó de ser potestad de la literatura para inundar el planeta entero.

¿Y qué libros se publicaron durante el 2020? ¿Cuántos clásicos se recuperaron en estos meses? ¿Cuáles de todos esos títulos vale la pena recomendar, celebrar, subrayar, comentar? Infobae Cultura les pidió sugerencias y recomendaciones a 16 grandes lectores. A continuación, los libros del año según María Moreno, Damian Tabarovsky, Horacio Convertini, Eugenia Zicavo, Edgardo Scott, Raquel San Martín, Maximiliano Crespi, Amalia Sanz, Luis Chitarroni, Flavia Pittella, Víctor Malumián, Gonzalo Heredia, Dolores Reyes, Sebastián Lidijover, Virginia Cosin y Patricio Zunini.

María Moreno

El Estado del Estado (Mansalva, ficción) de Catón

El estado como hampa, la cocaína y el alcohol como combustibles dentro y fuera del espacio legislativo, las armas como soporte más allá de la guerra.

Dime cuándo vienes: cartas de amor 1893-1917 (Banda Propia, no ficción), de Rosa Luxemburgo

Intimidades de una de las políticas más radicales de la historia, desde los diminutivos que usaba con sus amantes hasta su amor a los animales y la naturaleza.

La revolución a dedo (Random House, no ficción), de Cynthia Rimsky

Un viaje beat –donde priman la autotransformación y la deriva– a la revolución nicaragüense.

Damian Tabarovsky

¿En qué punto estamos? La epidemia como política (Adriana Hidalgo, no ficción), de Giorgio Agamben

Un muestra del modo en que la filosofía puede pensar en presente, más allá de si estamos o no de acuerdo con sus hipótesis. Se trata de no renunciar al pensamiento crítico, aún en las circunstancias más adversas.

"Pasado mañana", de Luis Chitarroni, ediciones UDP

No más Tadeos. Entrevistas completas y textos desconocidos (Ediciones Seré Breve, no ficción), de Osvaldo Lamborghini

Leer en conjunto todas las entrevistas que le realizaron a Lamborghini es interesante en dos sentidos: como complemento a su obra, pero también como el caso de un escritor que tenía algo para decir, situación que parece ajena a nuestro tiempo, donde el sueño de muchos escritores parece ser solo el de ganar amigos en Facebook.

Pasado mañana. Diagramas, críticas, imposturas, (Ediciones UDP, no ficción), de Luis Chitarroni

Compilación de ensayos y artículos en el que, cada uno, tiene al menos una idea brillante. Chitarroni nos lleva de la mano con sus digresiones, y nos suelta, con razón, cuando se aburre de nosotros.

La revolución a dedo (Random House, no ficción), de Cynthia Rimsky

Raquel San Martín

Tiempo sin lluvia (Chai Editora, ficción), de Cynan Jones

Una austeridad extraordinaria para contar cómo viven (¿sobreviven?) los cuatro miembros de una familia, en un paisaje externo, árido y extremo, que se superpone con un paisaje interno de contradicciones, amor y un dolor que no se puede nombrar. Mi descubrimiento del 2020.

Traducción de la ruta (Gog & Magog, poesía), de Laura Wittner

Cada poema de este libro deja una pequeña conmoción, que se queda haciendo eco y en algún momento, días después quizás, te recuerda que alguien pudo decir tan bien lo que justo ahí estás sintiendo. Poesía, en otras palabras.

La verdad increíble (Cía. Naviera, ficción), de Tove Jansson

Un thriller psicológico ambientado en el frío y oscuro invierno nórdico, un relato preciso y sin adornos en el que la verdad y la mentira se vuelven a veces indistinguibles. Muy parecido a la vida, sutilmente escrito.


"Tiempo sin lluvia", de Cynan Jones (Chai editora)

Horacio Convertini

Castillos (Entropía, ficción), de Santiago Craig

Porque es un autor que ya me había gustado mucho en sus dos libros de cuentos anteriores (Las tormentas y 27 maneras de enamorarse), y que en esta novela se revela (o se confirma) como un escritor talentosísimo, que maneja las herramientas de la tensión y el suspenso con notable pericia.

"Castillos", de Santiago Craig (Entropía)

Wërra (Anagrama, ficción), de Federico Jeanmaire

El género importa poco ante un libro que aporta una mirada sensible y cuestionadora sobre la guerra, el heroísmo y el concepto de patria a partir de la investigación que el propio Jeanmaire hace de una misión suicida de la Segunda Guerra Mundial. Una llave que abre a la reflexión del lector.

La sombra de las ballenas (Marciana, ficción), de Cynthia A. Matayoshi

Matayoshi crea una cosmogonía alucinada y alucinante, describe viajes y transformaciones que deslumbran, construye una historia que desborda imaginación y poesía. Es su primera novela. Qué admiración.

Wërra (Anagrama, ficción), de Federico Jeanmaire

Edgardo Scott

El presente (Sigilo, ficción), de Ana Basualdo

Por dos motivos: porque muestra otro camino para la crónica periodística o ligada a la “actualidad” que da un respiro del efectismo y la demagogia que dominan la línea central del género en nuestro país. Y porque a lo largo del libro, si uno quiere leerlo como una novela autobiográfica, hay toda una serie de acontecimientos de la historia popular argentina de los últimos cincuenta años, tratados con lucidez, calidez y elegancia.

"El presente", de Ana Basualdo (Sigilo)

El sol (Dualidad, ficción), de Gustavo Ferreyra

Cada novela de Ferreyra es una nueva habitación de ese palacio único en construcción que es su obra, posiblemente la obra del mejor novelista argentino en actividad. El sol recupera algo que ya estaba en Doberman o en El desamparo, ese tipo de distopías –o mejor, de realismos paralelos– que arma Ferreyra, tan desesperantes, tan kafkianos, escritos con un lenguaje que es una molotov.

Escribir no es importante (Caballo Negro, poesía), de Vicente Luy

La poesía de Luy es tal vez una de las poesías que más ha influido en los poetas de mi generación (como influyó la de Zelarayán o Giannuzzi en la generación del ´90). Disponer por fin de una edición que reúna ese material disperso es clave para empezar a incorporar una obra revulsiva y brillante.

Amalia Sanz

¿Hay alguien ahí? (Chai, no ficción), de Peter Orner

El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes (Impedimenta, ficción), Tatiana Tibuleac

¿Hay alguien ahí? (Chai, no ficción), de Peter Orner

Maximiliano Crespi

La Obra Completa (UNL, poesía) de Juan L. Ortiz, la Obra Completa (Nudista, ficción) de Pablo Farrés y la colección “Madriguera” de la editorial EME (Estructura Mental a las Estrellas)

Durante 2020 la actividad editorial fue bastante restringida. De todos modos, se hicieron algunos libros excepcionales. Me entusiasma saber que hay todavía apuestas de alta envergadura realizadas por sellos pequeños pero muy coherentes y cuidados, como la Obra Completa de Juan L. Ortíz editada por la UNL o la Obra Completa de Pablo Farrés cuya publicación emprendió Nudista. Me parece importante subrayar la bella apuesta vanguardista de la colección Madriguera de la editorial EME (Estructura Mental a las Estrellas); una genialidad de Verónica Stedile Luna (directora de la colección), cuyos dos primeros títulos (Ensayo de vuelo de Paloma Vidal y Lecturas imaginarias de Diego Tatián) son realmente muy buenos.

El libro expandido. Variaciones, materialidad y experimentos (Ampersand, no ficción) de Amaranth Borsuk y Realismo raro (Holobionte, no ficción) de Graham Harman

Ya yendo al plano libros particulares, creo que hay dos que leí y que me parecen especialmente valiosos: El libro expandido. Variaciones, materialidad y experimentos de Amaranth Borsuk (Ampersand) y Realismo raro de Graham Harman (Holobionte). El primero porque pone en ensaya una serie de hipótesis sumamente interesantes sobre el futuro posible de ese dispositivo que desde hace siglos nos ayuda a pensar el mundo; el segundo, en un terreno más personal, porque me ha permitido pensar el plano invertido de lo que veo como característico del nuevo realismo argentino: la atracción por los umbrales, por los pasajes que hacen vacilar la consistencia de lo sabido, de lo naturalizado, de lo signado por la convención.

Los dos volúmenes de la "Obra completa" de Juan L. Ortiz que editó la Universidad Nacional del Litoral

Luis Chitarroni

Felicidades (Seix Barral, ficción), de Juan José Becerra

El último Falcón sobre la tierra (Baltasara, ficción), de Juan Ignacio Pisano

Odile (Leteo, ficción), de Raymond Queneau

El hotel de los animales (La Bestia Equilátera, ficción), de Jean Garrigue

No sé si todo está bien, porque escribo de memoria, guiado aun por la fatalidad del impacto, por la perduración en la memoria, que es, el misterio que la literatura y el tiempo se han conjurado para mantener en secreto, por ahora.

El último Falcón sobre la tierra (Baltasara, ficción), de Juan Ignacio Pisano

Flavia Pittella

Transradio (Cía. Naviera, ficción), de Maru Leonhard

Creo que es el libro más logrado del año en lo que respecta a literatura argentina. Prosa precisa, intriga, construcción de la memoria. Pueblo chico, infierno grande. Lo leí de un tirón y quedé atrapada para siempre ahí dentro.

Guía sobre el arte de perderse (Fiordo, no ficción), de Rebecca Solnit

Este es el libro para leer este verano, una invitación a comprender la belleza en la desaceleración. En este año tan extraño donde todo el planeta se vio obligado a frenar, este libro da muchas razones para pensar que tal vez no sea tan malo ir más despacio. Pura reflexión.

Tres guineas (Ediciones Godot, ficción), de Virginia Woolf

La gran noticia editorial de finales de año la dio Ediciones Godot con la publicación de una nueva traducción (impecable) a cargo de Laura García. Este libro es una semilla fundamental del pensamiento feminista del siglo XX. publicado por primera vez en 1938 resulta hoy un texto de lectura imprescindible para entender la profundidad de las bases patriarcales de las sociedades occidentales. Lo leí en la facultad, cuando tenía escasos 25 años. Hoy me sigue interpelando.

Víctor Malumián

Confesión (Anagrama, ficción) de Martín Kohan

Me gusta mucho la forma en que detrás de detalles, en apariencia triviales, como una foto o un corte de pelo, se repliega el horror o lo abominable. Detectar elementos siempre presentes como las relaciones de poder y autoridad. Una prosa fluida que en apariencia parece escrita de un tirón pero que sabemos que ese ritmo no se logra fácilmente.

El libro expandido (Ampersand, ficción) de Amaranth Borsuk

El libro tiene una excelente relación entre su extenso trabajo de documentación, los datos que aporta y la forma sencilla en que los plasma. Me gustó, tambien, ciertas ideas que quedan plasmadas, de forma sintética pero poderosa, como la ya sabida convivencia entre soportes durante largo tiempo, o la mirada crítica a la idea de que el libro digital es la salvación ecológica que el rubro estaba esperando.

También editados este año tengo gran expectativa y leeré en los próximos días Brilla la luz para ellas (Marea, no ficción) de Romina Zanellato y A esta hora de la noche (Rosa Iceberg, ficción) de Cecilia Fanti.

Confesión (Anagrama, ficción) de Martín Kohan

Eugenia Zicavo

Querido señor (Blatt & Ríos, ficción), de Pablo Katchadjian

Es puro hallazgo. ¿La idea? Un hombre le escribe cartas a dios. Hay mucho de humor filosófico (y de humor a secas) y da vueltas esa tesis genial de Feuerbach según la cual no fue dios quien creó al hombre a su imagen y semejanza, sino a la inversa. Una novela distinta a todo, como cada vez que Katchadjian pone una palabra detrás de otra.

Una cierta idea de mundo (Anagrama, no ficción), de Alessandro Baricco

Baricco selecciona los 50 mejores libros que leyó en la última década. Hay autores de distintas épocas y disciplinas, desde Dickens, Faulkner o Darwin hasta contemporáneos como McEwan o Coetzee. La hipótesis que desliza es que si uno habla de los libros que lee (solo de los buenos), puede surgir de ahí una idea del mundo, ya no de sus autores sino de uno mismo. Hay algo que Baricco logra como nadie: imprimirle belleza a lo que mira. Lo mismo hace con casa uno de estos textos, que dan ganas de correr a comprar cada uno de esos 50 libros.

Las epidemias políticas (Ediciones Godot, no ficción), de Peter Sloterdijk

Un libro lúcido, claro, certero, que salió en el momento justo. Para caracterizar las políticas actuales, el filósofo alemán habla de “cinismo moderno”. Según plantea, los gobernantes están cansados de llevar la máscara de la hipocresía y creen que pueden pedir su derecho de excepción en aspectos como la decencia o la verdad. Mientras tanto, también están los que son demasiado pobres para poder permitirse la comedia de la decencia: “no es raro que el escepticismo cínico de las personas pequeñas se refiera a la inmoralidad de las grandes”. Imposible no leerlo pensando en las experiencias políticas conocidas.

Gonzalo Heredia

Escribir no es importante (Caballo Negro, poesía), de Vicente Luy

Poeta brillante, lúcido, oscuro. En esta antología cronológica se puede espiar su cabeza y la precisión de sus palabras.

El precio de la amistad (Nórdica, ficción), de de Kjell Askildsen

Un racimo de cuentos cortos donde el autor explora los conflictos familiares, el tedio, la vejez. Economía en la palabra, finales abruptos y la sensación de que “acá no pasó nada”.

"La hija única", de Guadaluppe Nettel (Anagrama)

La hija única (Anagrama, ficción), de Guadalupe Nettel

La maternidad en todas sus formas. Las diversas formas de amor, la mutación de la familia. Una mirada invisible sobre los vínculos con una prosa impecable.

La claridad (Páginas de Espuma, ficción), de Marcelo Luján

Cuentos que se cierran sobre si mismos, que dialogan entre ellos. El autor lleva a sus personajes al borde del abismo donde lo bueno y lo malo son la misma cosa.

La claridad (Páginas de Espuma, ficción), de Marcelo Luján

Dolores Reyes

La novia de Sandro (Tusquets, poesía), de Camila Sosa Villada

Un poemario de una belleza salvaje, sólo apto para lectores que se dejen atravesar por una experiencia llevada a los máximos niveles de intensidad.

"No es un río", de Selva Almada

No es un río (Penguin Random House, ficción), de Selva Almada

Una novela que tiene el enorme y sutil trabajo con la lengua y vos de esos personajes entrañables a los que solo Selva Almada puede hacernos adictos, y esta vez, también a sus fantasmas. El río casi como un personaje más, o como la mayor metáfora de la vida y de la muerte.

Catedrales (Alfaguara, ficción), de Claudia Piñeiro

Una novela polifónica que nos presenta desde el inicio el cuerpo enigma de Ana y su tratamiento brutal. Como lectores que transitamos esas siete voces que Claudia nos presenta con maestría, quedamos boqueando en su anzuelo. Además es una novela que ficcionaliza con una problemática central en estos días para nuestra sociedad: la del aborto clandestino.

Sebastián Lidijover

Canto yo y la montaña baila (Anagrama, ficción), de Irene Solà

La literatura es una voz que los libros ponen en nuestra cabeza para que se produzca una suerte de milagro privado. Irene Solá multiplica esas voces llevándolas a un extremo lírico: las nubes, un oso, el manto de la tierra, resuenan en nosotros para contar una historia única.

"Biblioteca Bizarra", de Eduardo Halfon (Godot)

Biblioteca bizarra (Ediciones Godot, no ficción), de Eduardo Halfon

No sé decir por qué me gustó tanto, porque tampoco podría definir exactamente qué es este libro. Quizás, que leer los distintos textos que lo forman sea una experiencia similar a la de estar parado delante de una biblioteca; y eso sí sé por qué me fascina: por la sensación de contemplar una multiplicidad de mundos posibles que se abren.

Me acuerdo (Ediciones Godot, no ficción) de Martín Kohan

A veces hay un interés desmedido en la vida de les escritores, cuando en realidad no importa tanto la vida de quien escribe el libro, sino lo que le pasa al que lo lee. Este libro es la prueba de esto: los recuerdos de una persona resuenan de forma íntima en todo el resto.

Y sin embargo el amor (Paidós, no ficción), de Alexandra Kohan

Virginia Cosin

"A lo lejos", de Hernán Díaz (Impedimenta)

Y sin embargo el amor (Paidós, no ficción), de Alexandra Kohan

Despojos (Libros del Asteroide, no ficción), de Rachel Cusk

A lo lejos (Impedimenta, ficción), de Hernán Díaz

Los llanos (Anagrama, ficción), de Federico Falco

Patricio Zunini

"La verdad increíble", de Tove Jansson (Cia. Naviera Ilimitada)

La verdad increíble (Cía. Naviera, ficción), de Tove Jansson

Wërra (Anagrama, ficción), de Federico Jeanmaire

Ultra tumba (Penguin Random House, ficción), de Leonardo Oyola


SEGUIR LEYENDO