Escándalo: la prestigiosa ópera de Madrid debió suspender su función por falta de distanciamiento social en el público

Ante el incumplimiento de las normas de seguridad contra el Covid-19 en el área más económica del Teatro Real, el público interrumpió la función de “Un ballo in maschera”. Los detalles

Dos sectores diferentes del Teatro Real. A la izquierda, los tickets más económicos (@PeioHR)
Dos sectores diferentes del Teatro Real. A la izquierda, los tickets más económicos (@PeioHR)

El prestigioso Teatro Real de Madrid debió suspender este domingo su función de la ópera Un ballo in maschera, debido a las quejas de un sector del público que aseguró que hubo sobreventas de tickets en la parte más económica, conocida como El paraíso, y que no veían respetada la distancia social.

A gritos de "¡fuera, fuera! o “¡suspensión!” los abonados de esta zona impidieron el inicio puntual de las función de la obra de Giuseppe Verdi al considerar que el aforo en la parte más superior y lateral del espacio superaba lo permitido por las medidas reglamentarias de distanciamiento oficiales.

Las redes sociales se volvieron un reservorio de quejas por lo que consideraron un abuso por parte de las autoridades del espacios y, en algunos casos, aseguraron que “había dos butacas de separación entre espectadores”.

Entre las asistentes, estuvo la escritora española Rosa Montero, quien escribió en Twitter: “Se suspende la ópera del Real por las protestas originadas por el hacinamiento de la gente. Yo estaba y ha sido de pena. Falta total del distancia. ¡Y en estos momentos, con 37 zonas restringidas! Amamos la ópera pero así no”.

infobae-image

Desde el Teatro lanzaron un comunicado asegurando que el “el aforo del Teatro Real era inferior al 75% establecido en la normativa del Art. 34.1 de la Orden 668/2020, en el que además se incide en una distancia de seguridad de 1,5 metros o, en su defecto, el uso de mascarilla obligatorio”.

Ante los incidentes del inicio, por la megafonía, se anunció que “los que no quisieran quedarse o no estuvieran de acuerdo con la recolocación podían acudir a las taquillas para la devolución del importe de las entradas”.

Así, la ópera comenzó, pero las protestas continuaban, por lo que el maestro Nicola Luissoti bajó del podio y detuvo la representación. La ópera estuvo detenida por 50 minutos y ante un nuevo intento de comenzar se decidió suspender definitivamente.

infobae-image

En medio del escándalo, la Policía Municipal de Madrid acudió acudido al lugar, donde -aseguraron desde la agencia Efe- comprobaron que el aforo era el adecuado a las restricciones impuestas por la crisis sanitaria.

“Después de la reubicación de una gran parte de los espectadores que protestaban, y de dos intentos de interpretar la ópera por parte del director de orquesta y de todos los artistas y técnicos que participaban en la función, un reducidísimo grupo insistió en proseguir con sus protestas para boicotear la representación, por lo que la misma tuvo que suspenderse, cerca de las 21.10 horas”, comunicaron desde el teato.

Y agregaron: “La dirección del Teatro Real abrirá una investigación para averiguar esta lamentable incidencia y tomará las medidas necesarias para para que las sucesivas funciones se desarrollen con normalidad”

La ópera Un Ballo in maschera, con la que se estrenaba la temporada 20/21 en el Real fue estrenada el viernes con la presencia de los reyes.

SIGA LEYENDO

Un museo de EE.UU. exhibirá la polémica banana pegada con cinta a una pared, que se vendió por USD 120 mil

La belleza del día: “Ballet, New York City, 1938”



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos