Ricardo Piglia (Télam)
Ricardo Piglia (Télam)

Con el propósito de resignificar algunos de sus aportes, como su interpelación a los discursos narrativos o la vocación impenitente por enseñar a leer, los próximos miércoles y jueves tendrán lugar en el Malba las Jornadas Ricardo Piglia, en las que narradores y críticos como Luis Gusmán y Martín Kohan recorrerán la producción del autor de Respiración artificial y El último lector.

A poco más de dos años de su muerte -ocurrida el 6 de enero de 2017- este ciclo organizado por el Instituto de Literatura Hispanoamericana de la Facultad de Filosofía y Letras se propone repensar el legado del crítico, editor, docente, guionista y narrador que incursionó en todos los registros narrativos, experimentó con los límites entre los géneros e instaló a la lectura como un recurso para entender el mundo. A lo largo de dos jornadas que arrancarán a las 15, la producción del escritor será analizada por narradores y críticos de diversas generaciones.

"La idea es reflexionar sobre la poética de Ricardo Piglia abarcando toda la complejidad de su obra, desde la escritura a la oralidad en distintos géneros o formatos y en diversos espacios. Una de las particularidades de su figura como escritor y como intelectual comprometido en su constante anclaje entre literatura e historia o literatura y política, es su capacidad para sacar al discurso literario del espacio cerrado, es decir, la capacidad de desmaterializar la escritura y sacarla del confinamiento", explica Silvana López, una de las organizadoras del ciclo junto a Roberto Ferro y Noé Jitrik.

Ricardo Piglia (Revista Gente)
Ricardo Piglia (Revista Gente)

La primera de las dos jornadas convocará a Martín Kohan, Carlos Dámaso Martínez y Aníbal Jarkowski para hablar sobre las "cartografías posibles" en la obra del autor de Crítica y ficción y La sociedad ausente, mientras que a continuación Alejandra Laera, Vanesa Pafundo y Mónica Bueno se referirá a los vestigios autobiográficas presentes en las obras donde aparece su alter ego Emilio Renzi. Y finalmente ese día a las 19 horas, Luis Gusmán recorrerá la antología personal del narrador. 

Por su parte, en la jornada de cierre Isabel Quintana, Sylvia Saítta y Laura Estrin expondrán sus trabajos sobre Piglia como lector de literatura argentina y norteamericana, mientras que a las 17.30, Daniel Balderston y Roberto Ferro hablarán sobre el dilema de los géneros y a las 19, Ana Gallego Cuiñas y Adriana Rodríguez Pérsico abordarán el legado vigente del escritor. A continuación, una breve entrevista con Silvana López, una de las organizadoras del ciclo.

“Borges por Piglia”
“Borges por Piglia”

-Una de las dimensiones del encuentro propone recuperar a Piglia como lector. ¿Cómo se fusionan la pasión por escribir con esa vocación por enseñar a leer?

-La idea de Piglia es que todos somos escritores y lectores al mismo tiempo. Luis Gusmán, que es uno de los participantes del encuentro, hablará justamente sobre la condición de lector de Piglia y esa cuestión de las cadenas de lectores que se arman, lo que Héctor Libertella definió como "el lector ancestral": capas de lecturas inagotables que sin embargo siempre conservan como un algo que se resiste a ser analizado o interpretado, como un cúmulo que permite todo el tiempo seguir produciendo ensayos.

-En sus escritos, Piglia da cuenta de una voluntad muy fuerte por entender, un "querer saber" que lo lleva todo el tiempo a leer. ¿Cómo impacta esto en su experiencia como escritor y como crítico?

-Creo que hay una tensión entre comprensión y no comprensión, entre entendimiento y no entendimiento. Su productividad está puesta en ese doble juego de poder captar los sentidos y a su vez de no poder captarlo todo… él también se detiene en esa imposibilidad de captar los sentidos. Eso ya se ve desde sus primeros escritos, cuando a los 16 años se dice en "años de formación", el primer tomo de Los diarios de Emilio Renzi, que se pasa el día armando frases. Eso muestra cómo Piglia está permanentemente pensando en procedimientos narrativos.

Ricardo Piglia (Télam)
Ricardo Piglia (Télam)

-¿Y qué rol juega la anticipación en la narrativa de Piglia, esa habilidad para cruzar géneros y trabajar en los bordes, que es como el sello de mucha literatura que se produce actualmente?

-Eso está muy presente en la producción literaria que va de los 50 a los 70 y se inscribe dentro de un cruce de lecturas del que participan autores como Piglia o Libertella. No hay que olvidar la impronta que tienen por ese entonces en la literatura las artes plásticas, lo que dice Oscar Masotta acerca de la desmaterialización de los géneros por la cual el teatro convive con la literatura, la plástica con la música… Hay una densidad en esos tiempos que lleva a romper las barreras de los géneros y el escritor aporta a ese desplazamiento que consiste en sacar del corset determinados procedimientos formales y ponerlos a producir en otros formatos.

Fuente: Télam.

* Jornadas Ricardo Piglia
7 y 8 de agosto, desde las 15 horas
Biblioteca del Malba – Av. Figueroa Alcorta 3415 – CABA
Entrada libre y gratuita, hasta agotar la capacidad de la sala

 

SEGUÍ LEYENDO