La campanita, la banda sonora del Mercado FiBA
La campanita, la banda sonora del Mercado FiBA

La primera vez que suena la campanita es para avisar que ya pasaron tres minutos: quedan nada más que 120 segundos hasta que el ruido estridente vuelve a escucharse en la sala para indicar que el tiempo está agotado. Esa es la banda sonora del Mercado, la instancia del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA) en la que directores y productores teatrales argentinos rotan por mesas en las que hay programadores teatrales de distintas partes del mundo para contarles —en cinco minutos— de qué van sus obras y, si hay suerte, hacerlas viajar a otros países.

"En mi versión de Hamlet, Hamlet es millennial", explica la directora Paola Lusardi en los cinco minutos que tiene ante programadores internacionales. La obra, Ojalá las paredes gritaran, transcurre en su casa, en Colegiales. Barbara Mundel, directora de un teatro que está a punto de abrir en Munich, revisa en su teléfono el horario de partida de su vuelo a Alemania: quiere ver la obra este domingo. "Estoy buscando nuevos directores, directores jóvenes, para la nueva programación", dice Mundel.

El Actor Santiago Magariñoz hablando con Programadores
El Actor Santiago Magariñoz hablando con Programadores

Irina Ionescu es rumana y trabaja para el Instituto de Cultura de su país. "Vine a buscar sobre todo adaptaciones de Shakespeare, para un festival a partir de su obra que se hace cada dos años en Bucarest, y para otro que cambia de tema en cada edición y que este año será sobre mujeres en crisis", cuenta. Le interesó no sólo la adaptación de Hamlet, sino el relato de una chica que se siente varón y quiere emprender su transición de género.

"Es la primera vez que vengo a Buenos Aires: hay mucho teatro independiente, y mucho de ese teatro está a cargo de los más jóvenes. Es muy interesante de ver", explica la programadora rumana. En la lista impresa con los nombres de las obras sobre las que le tocó escuchar, subrayó las que le interesaron, especialmente aquellas a las que les va a pedir videos.

Una de las rondas de negociación
Una de las rondas de negociación

Para Norka Chiapusso, programador de un festival teatral en San Sebastián, "hay muchas obras que están reflexionando sobre las mujeres: se nota que es un tema que está candente en Argentina, y eso aparece en sus proyectos teatrales". Lo dice mientras espera a que un próximo artista se siente delante suyo a contarle sus ideas, campanita mediante.

Norka Chiapusso, productor del Festival Teatral de San Sebastián
Norka Chiapusso, productor del Festival Teatral de San Sebastián

 "Los mercados son una práctica muy habitual en festivales de teatro: en cinco minutos tenés que poder presentar tu proyecto e interesar a los programadores. Es algo que viene creciendo en el FIBA: hace dos años vinieron 35 programadores, el año pasado fueron 70, y este año llegamos a 137", cuenta Federico Irazábal, director artístico del FIBA. Esos 137 programadores, invitados por el Ministerio de Cultura porteño, llegaron desde Alemania, España, México, Estados Unidos, Irán, Francia, Chile y Rumania, entre muchos otros países. Y ante sus ojos pasaron los directores y productores de 57 proyectos de artes escénicas pensados en Argentina.

"La obra está hablada en un lenguaje inventado, así que eso puede resultar universal", dice un productor argentino frente a dos programadoras alemanas y uno estadounidense. Es parte de su estrategia para decir que el proyecto puede llevarse a cualquier país. En otra mesa de las instaladas en la Casa de la Lectura, en Villa Crespo, la directora e intérprete de una obra en la que la danza es protagonista enfatiza: "No tenemos escenografía". No será la única: son varios los productores y directores que acentúan esa característica de sus proyectos: no tener escenografía abarata cualquier traslado.

Federico Irazabal, Director del FIBA conversa con Programadores
Federico Irazabal, Director del FIBA conversa con Programadores
La actriz y directora Maruja Bustamante contando su propuesta
La actriz y directora Maruja Bustamante contando su propuesta

"Yo practiqué varias veces —sostiene la directora Maruja Bustamante—, pensé mucho lo que convenía decir en cinco minutos. Por un lado creo que hay que dar la data dura de la obra, como de qué se trata, cuántos actores son, cuántos deberían viajar, si hay o no escenografía, cuánto dura la interpretación. Y por otro lado, siempre trato de decir algo que enternezca a quienes me escuchan: tenés cinco minutos y ven a veinte elencos, hay que lograr algo que les capte la atención". En esta edición del FIBA, en el Centro Cultural Rojas, Bustamante dirige El fin, una obra que narra la separación de una pareja joven.

Eso que ella define como "data dura" es lo que varios de los elencos escucharon que debían mencionar durante una capacitación que los preparó para este Mercado. "Lo que más remarcamos a los artistas fue que fueran concisos a la hora de explicar qué hacen y qué están intentando vender. El encuentro es como una tarjeta de presentación hablada, y encontramos que a varios artistas les costaba resumir. Por eso insistimos en que fuera un discurso acotado e incluso dejaran espacio para las preguntas: ahí se crea el vínculo con el programador", explica Leila Barenboim, una de las personas que capacitó a productores y programadores antes del Mercado.

Artistas esperando para Ingresar a las rondas de Negocios
Artistas esperando para Ingresar a las rondas de Negocios

"Las negociaciones son privadas y este suele ser un primer encuentro: después siguen por mail. Pero estimo que este año la venta va a estar cuatro veces por encima a la del año pasado", se entusiasma Irazábal. No es la única buena noticia que deja este Mercado: "Estamos en conversaciones para que, después de décadas, vuelva una obra argentina al festival off de Avignon", concluye. El de esa ciudad francesa es el festival teatral independiente al que mira todo el mundo. Pero ahora, en estos días, el eje de la industria cultural —esa fábrica sin chimeneas— está puesto en Buenos Aires: del Mercado saldrán exportaciones artísticas para escenarios de todo el mundo.

 

_____

SEGUÍ LEYENDO