Cristina Piffer presenta “Argentos” en Rolf Art
Cristina Piffer presenta “Argentos” en Rolf Art

¿No es ese pibe que se ve en una fotografía un pibe como cualquier otro? Vistiendo una remera de manga larga a rayas horizontales, ¿no parece que se prepara para ir a la esquina con sus amigos? Pero no. Son imágenes de frente y de perfil. En sus rasgos se presentan los de la etnia mapuche. Y pertenece al siglo XIX, no a una esquina de La Matanza de este 2018.

El pibe está preso además, como indica que esté de frente y perfil, y es parte de Braceros, una sección de la muestra Argentos, que la artista y arquitecta Cristina Piffer exhibe en la galería Rolf Art hasta mediados de octubre.

“Pibe”
“Pibe”

La obra es perturbadora y esa es su intención. Esos braceros, entre los que se encuentra una mujer mapuche, son el resultado del apresamiento de los araucanos en la última etapa de la así llamada "Conquista del Desierto", que comandó Julio Argentino Roca y que sentó las bases del Estado argentino moderno, pero sobre la base de la guerra y la opresión. Entonces, fueron apresados y llevados al Museo de Ciencias Naturales de La Plata, destinados al estudio positivista de esos hombres y mujeres que eran no sólo "el otro", sino también el enemigo y el subalterno.

Varias de esas personas culminaron bajo el régimen esclavo en las madereras del norte argentino. Quizás, una historia que se repita hoy también. "Muchos de ellos terminaron en El Tacabal, lo que los llevaba de una opresión a otra, del sur al norte del país", dice a Infobae Cultura Piffer, que mostró su obra en ArteBA produciendo una de las intervenciones de mayor potencia política en la edición de este año.

En Argento, láminas de acero reproducen 300 actas de bautismo de los mapuches que habían sido llevados en condición de detención a la isla Martín García. Prueba certificada de la incorporación compulsiva al ser nacional, lo inquietante de las obras reside en que el material en el que están hechos actúa como un espejo. De esta manera la obra apela al espectador y no lo deja olvidar el pasado. Al recorrer las actas serigrafiadas en ese acero-espejo surgen esa frase que dice: "el peso de las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos".

Placa de acero que rreproduce una partida de bautismo
Placa de acero que rreproduce una partida de bautismo

Una elegante cuadrícula que podría ser una alfombra o un elemento decorativo de un living contemporáneo es otra obra que llama a la perturbación. "Vení, acercate", dice Piffer para que Infobae Cultura pueda oler la obra. "Es sangre en polvo", dice y el tablero se resignifica. Se siente el aroma orgánico, se indica la ausencia de lo humano convertido en arte, mostrando a la vez su banalidad y su potencia. "No es posible hacer poesía después de Auschwitz", decía Theodor Adorno, y esa pregunta que jamás se realizó en nuestra historia se hace presente, de modo artístico.

“Neocolonial”, el tablero ensangrentado
“Neocolonial”, el tablero ensangrentado

El arte. ¿Y si fuera comprado por un coleccionista como muestra del triunfo del Estado? La obra culmina el 12 de octubre, fecha por demás emblemática y que podría incluirse en el concepto de la intervención.

Además, en el mes de octubre de 2018, a un año de los acontecimientos que culminaron con el encuentro del cadáver de Santiago Maldonado en el río Chubut luego de meses en los que los "mapuche" fueron el núcleo de discusión de la sociedad de la nación. Todo arte verdadero supone un riesgo. La obra de Piffer no sólo arriesga, sino que asoma al vacío de la historia al espectador que se acerque a ver.

*Argento, en Rolf Art, Esmeralda 1353. Se exhibe hasta el 12 de octubre entre las 11 y 20 horas. Entrada gratuita 

SEGUÍ LEYENDO