Edifico del INCAA sobre la calle Lima
Edifico del INCAA sobre la calle Lima

El INCAA termina su año de cambios y hace un balance. Sentados en un café de la Avenida Libertador, Ralph Haiek y Fernando Juan Lima —presidente y vice respectivamente— conversan con Infobae sobre lo que fue el 2017 y cuentan cómo se preparan para el 2018. Pero si hay analizar el termómetro de la institución, las cosas no arrancaron bien este año: tras la salida de Alejandro Cacetta de la presidencia por pedido del ministro Pablo Avelluto y la posterior renuncia de Pablo Rovito como rector de la ENERC (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica), se dispusieron cambios en la administración. Una resolución que reestructura el financiamiento, movilizaciones en contra de su implementación, el posible final de Filmoteca en vivo, todo se vuelve un espiral que se pregunta: ¿cómo está hoy el INCAA? ¿cuál es su presente? ¿qué pasó en el año, qué pasará en el que viene?

"Nuestro objetivo principal es bastante simple de decirlo pero muy difícil de concretarlo: básicamente lograr un INCAA moderno, ágil y transparente, que es también el objetivo de todo el Estado argentino. Vamos bien, pero sabemos que lo vamos a cumplir al 100% en 2020", comienza diciendo Ralph Haiek; y Fernando Juan Lima completa: "Si miramos el número de estrenos nacionales, si miramos el número de rodajes y los que se prevén para 2018, si miramos la Semana del Cine Argentino, la apertura de salas INCAA, el Festival de mar del Plata y cómo se han agilizado cuestiones que tienen que ver con la gestión del instituto, me parece que es un balance positivo. Por supuesto, no exento de rispideces, pero eso tiene que ver con el diálogo de un sector sumamente dinámico. Esto pasa en cualquier sector de la cultura y de la economía pero más en el cine, que es un sector tan atravesado por cambios tecnológicos, por cuestiones que mutan día a día y que necesariamente hay que estar auscultando, tomando decisiones, cambiando y eso es parte de la dinámica."

Ralph Haiek
Ralph Haiek

Una cuestión que generó polémica fue el fin del contrato con Fernando Martín Peña, el histórico conductor de Filmoteca por la TV Pública que hace Filmoteca en vivo en la ENERC desde 2013, un ciclo gratuito de cine clásico. ¿Es un despido? ¿Por qué? "La Enerc va a seguir siendo un lugar de exhibición de fílmico —responde Haiek—, creemos que es importante  que la Cinain (Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional) produzca y programe un nuevo ciclo en un marco más institucional. Lo que estamos haciendo como política en todo el instituto es básicamente que nuestra marca, nuestro proyecto sea como pasó con Pantalla Pinamar, que lo reemplazamos por Blood Window Pinamar [festival de cine fantástico, se lanzará en 2018], o como Odeón que ahora es Cine AR. En ambos casos tenemos una enorme capacidad de producción y queremos volcarla institucionalmente donde estamos exhibiendo. En este caso está el Cinain. A partir del año que viene, será la Cinain, que produzca y programe el ciclo de fílmico en vivo en el ENERC, porque la Cinain no sólo está a cargo de cuidar el patrimonio y tener acceso a las películas, también tiene un consejo asesor que define todo. Nuestra idea es aprovechar nuestra marca, nuestros recursos y alinearlos".

Otra polémica tuvo que ver con la Resolución 942/2017 impulsada por la actual gestión la cual tuvo como respuesta, hace apenas tres meses, movilizaciones de trabajadores del cine que aseguraban se trataba de recortes y achiques en el INCAA. "Los fondos están y lo que estamos haciendo es administrarlos de la mejor manera —se defiende Haiek—, son decisiones de financiamiento. Lo que particular es que de alguna manera parte de la burocracia, de la maraña que hay dentro del INCAA, tiene que ver con lo complicado de las herramientas. Nosotros lo estamos simplificando. Administrar de forma más correcta y más transparente es lo que hacemos. Además, no sólamente no hay satisfacción de parte de los productores, también estamos en un año record de rodajes".

"Si vemos el año —dice Haiek con más puntería e ironía—, de alguna manera esa crisis de la que se habló fue 'porque venían por los fondos'". Para el Presidente del INCAA, la institución que comanda "no puede ser una institución financiera", por eso asegura: "Lo que estamos haciendo nosotros es implementar resoluciones y normas que vayan facilitando,  limpiando y despejando para que los recursos lleguen de manera más directa a la producción".

Manifestación de trabajadores del INCAA (NA)
Manifestación de trabajadores del INCAA (NA)

En materia de gestión y de política cultural, una de las cosas que más le preocupa a Lima es el sistema de cuota de pantalla, dado que las películas argentinas que no responden a súper producciones duran muy poco en escena: "Estamos pensando en cómo hacer para que funcione mejor. Ha sido una herramienta útil. Hay dos o tres cuestiones que pueden ayudar a que el cine argentino llegue mejor. Tenemos mucha producción, pero una forma es trabajar cómo juega cuota de pantalla y media de continuidad. Media de continuidad es la cantidad de espectadores en virtud de la cual una película que estuvo una semana está obligada a seguir una semana más. Por ejemplo, cumplir con menos pasadas diarias en la semana para que las películas tengan más permanencia en el tiempo. La idea de que hay películas que no necesariamente funcionan en multipantalla con cinco pasadas diarias y quizás les conviene tener dos pasadas diarias estando tres o cuatro semanas en cartel. Eso es lo que permite que funcione el boca en boca."

Y agrega: "Otra herramienta que tenemos y que estamos trabajando son los espacios INCAA. Tenemos 77 salas en todo el país. Estamos abriendo nuevas salas y dotándolas de tecnología. Nuestra primera intención es que el cine argentino sea visto en cines como corresponde. Pero aparte también no podemos desconocer que el mundo va cambiando y que hay mucha gente que se acerca al cine de otra manera, por eso también trabajamos con la plataforma Cine AR con estrenos en simultáneo." Entonces, Haiek se suma directamente al tema: "Ese ha sido un gran logro de año. Te diría que es único en el mundo. Ya está llegando a un millón de registrados, y termina con el mito de que el argentino no ve cines y series argentinos. Lanzamos Cine AR de estrenos donde, al igual que en las salas, a un precio módico como el Gaumont, $35, se pueda ver en cualquier lugar geográfico. Eso va para el subsidio de sala. Eso hoy está con tarjeta de crédito. Y ya estamos cerrando acuerdo con Cablevisión Flow, Telefónica y Claro que va a permitir que casi cuatro millones de hogares puedan acceder a través del pago de su factura mensual."

Fernando Juan Lima
Fernando Juan Lima

Uno de los hitos del año para el cine argentino es el Festival de Mar del Plata, y este año justo se dio justo cuando ocurrió la desaparición del ARA San Juan. "Era una ciudad atravesada por el dolor —cuenta Lima—, pero así y todo, aunque se bajó el tono de la ceremonia, el público en momentos de dolor acude al cine. Es el lugar de encuentro, el momento de poder pensar en otra cosa. Tiene esa cosa de sanación. Aún en esas circunstancias, aumentó mucho la cantidad de público en las salas. Hay un acuerdo importante entre el público y la crítica de que fue una muy buena edición del festival". Por su parte, Haiek resalta que están tejiendo relaciones internacionales y abriendo al mercado hacia el exterior. Se está hablando con Dinamarca, Italia, Escocia y el ciclo Ventana Sur se presenta como un importante eje de diálogo con el mundo cinematográfico.

El objetivo es fortalecer "una mirada más 360, porque el INCAA tiene formación, producción y tiene exhibición. Históricamente el INCAA se ha dedicado sólo a la producción y se acabó", señala Haiek, y Lima completa: "Hay algo que tenemos muy presente y que nos va a llevar tiempo es que históricamente se ha puesto toda la atención del Instituto en la producción. tenemos una producción importantísima, rica, diversa pero no se han encontrado maneras de que el cine llegue como corresponde a su público. El cine es producción pero también distribución y exhibición. Hemos comenzado pero es un camino largo. En general, cuando se generan discusiones pareciera que lo único que importa es el fomento a la producción. Por eso están las cosas como están. No es que no importe, pero cuando uno quiere saber cómo está el cine argentino es necesario mirar los números. El INCAA tiene una gestión transparente: uno puede entrar a la página, están todos los proyectos con números de expedientes, en qué estado de aprobación está. Hay que contar la cantidad de estrenos, la cantidad de premios, la calidad del cine que tenemos. El resultado es sin dudas un cine que está en marcha, que funciona, y que por supuesto hay que mejorar; ese es nuestro trabajo".

En breve designarán al nuevo rector de la ENERC, el cual saldrá de un coloquio a partir de la presentación de proyectos. Hay cuatro candidatos y pronto se sabrá que estará al mando de esta institución. Todo indica que las aguas se templarán en 2018 y la reestructuración que buscan las autoridades se llevarán a cabo como esperan. Habrá que esperar y ver. 

 

______

LEA MÁS

______

Vea más notas en Cultura