Resistencia no sólo es el nombre de la ciudad, también el imperativo elegido por la Fundación Mempo Giardinelli para entender la lectura.
Resistencia no sólo es el nombre de la ciudad, también el imperativo elegido por la Fundación Mempo Giardinelli para entender la lectura.

Resistencia, Chaco. Enviado especial.- "La mejor época para venir al Chaco –comenta una de las organizadoras– es el fin del invierno". En el cielo despejado, profundamente celeste, el rosado de las flores de los lapachos, el árbol característico de la zona, vuelve al paisaje urbano un mantra de colores. El sol potencia el efecto. "Holiday en Chaco" dice la canción pero las dos tráfics que llevan cuatro decenas de escritores, especialistas e intelectuales al 22° Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura no los trajo precisamente a Resistencia a descansar. Al ingresar al Centro de Convenciones, la multitud es imponente: 3.500 personas aguardan a que suba el gran gestor de todo esto. "Impresionante, realmente impresionante" son las primeras palabras que suelta Mempo Giardinelli en el acto de apertura. No es para menos: en un contexto donde sobran los que anuncian la muerte del libro, apostar a la lectura se torna –en palabras del escritor chaqueño, que acaba de cumplir los 70– un acto de resistencia: "Es hora de desempolvar los buenos viejos clásicos para recurrir a la resistencia. No sólo por el nombre de nuestra ciudad, también como uno de los imperativos del ahora: resistir". Pero no sólo hacía referencia a la cuestión técnica, también está la parte social, el contexto coyuntural. ¿Cuál es el presente que vive nuestro país? ¿Cómo incide la política económica en la literatura? ¿Qué significa este foro (y su gran poder de convocatoria) hoy?

Cómo pensar: aprendizaje y enseñanza

Pasadas las cinco de la tarde, el inmenso salón está atiborrado de gente. Tres pantallas reproducen con más detalle lo que sucede en el escenario. La cara de Mempo Giardinelli está calma y concentrada; sus palabras tienen un objetivo: no esquivar la coyuntura, incorporarla, y hacer que el foro no se transforme en una burbuja de buenas conductas y consecuentes mensajes naif. "Vivimos tiempos ominosos", dice enmarcando el asunto, y agrega que "uno de los grandes males fue la destrucción del Plan Nacional de Lectura. Tenemos que educar para leer porque, como dice nuestro lema, 'leer abre los ojos', y también ayuda a tomar conciencia y a resistirnos al fraude, que no es sólo en las urnas, y a la infantilización de nuestro pueblo, como si fuéramos un pueblo idiota". El discurso inaugural continuó en ese tono, bien encendido: "Nuestra fundación no pide ni quiere subsidios, pero sí, una vez al año, necesita un refuerzo para hacer el congreso", dijo y confesó su orgulloso por estar en una institución "transparente por donde se la mire". Luego destacó a los gobernadores chaqueños Ángel Rozas, Jorge Capitanich y Domingo Peppo por "entender la importancia de este foro".

Mempo Giardinelli, dando su discurso inaugural.
Mempo Giardinelli, dando su discurso inaugural.

La mayoría de quienes lo escuchan atentamente son docentes, por eso el interés radicaba en repensar la lectura en las clases, en la infancia y la adolescencia, y entender que el proceso de aprendizaje es un punto clave en el cimiento de una persona. De allí el pedido exclamativo: "Tenemos que formar estudiantes que empiecen a pensar el mundo con sentido crítico. Tenemos que aprender a pensar para enseñar a pensar y hacer de la literatura el domicilio de la esperanza. Lo supimos en 2002 y lo sabemos hoy: sin libros y sin lecturas no hay futuro posible". Los aplausos se hicieron extensivos, largos, potentes, y entre los escritores que estaban a un costado oyéndolo atentamente el discurso: emocionantes.

Acto seguido, Capitanich, intendente de Resistencia, subió a al escenario y le habló a los concurrentes. El ex Jefe de Gabinete durante el kirchnerismo continuó con la línea de Giardinelli: "Hoy estamos frente a un mundo profundamente injusto. Hoy estamos frente a una hegemonía de pensamiento neoliberal, una hegemonía de 140 caracteres que no da lugar a la palabra, la lectura y el análisis. Mi generación, con el advenimiento de la democracia, leía cada vez más para discutir mejor. Pero no la discusión como anulación del otro, sino para reflexionar en la pluralidad… Leer es resistir porque es expresar nuestra libertad". Por su parte, Peppo, actual gobernador de la provincia, comentó que "tenemos muchos formadores de opiniones, hoy lo que necesitamos son cuestionadores de opiniones". Mientras el fantasma del macrismo y la buena performance de Cambiemos en las recientes elecciones legislativas –aunque innombrable pero evidente– se hacía cada vez más presente, la jornada continuó su rumbo.

La secuencia de un día agitado

La conferencia magistral estuvo a cargo de la colombiana Silvia Castrillón. Menuda y entrecana, dejó el bastón en su silla y subió al escenario. "Cuando decimos que el Estado debe promocionar la lectura, hay que aclarar que no cualquier forma de lectura necesita ser promocionada, pues ya el mercado se ha encargado de hacerlo. Argentina nos lleva una ventaja respecto a los demás países de América Latina, que esperamos no pierda, y es la relación entre la lectura y lo público", comenzó la escritora y bibliotecóloga. Su ponencia estuvo centrada en el rol de la lectura como herramienta colectiva empoderada desde el Estado. "En la sociedad capitalista y neoliberal en la que vivimos, los medios de producción y reproducción de los discursos escritos monopolizan la circulación y distribución de la escritura, y por otra parte la interpretación de esas lecturas", comentó al tiempo de pedir "construir sociedades, no de resistencia, sino de combate".

Jorge Capitanich (intendente de Resistencia) y Domingo Peppo (gobernador de Chaco) presentes en el primer día del Foro
Jorge Capitanich (intendente de Resistencia) y Domingo Peppo (gobernador de Chaco) presentes en el primer día del Foro

Luego llegó el turno de la primera mesa del foro propiamente dicha. Bajo el título "Lectura, ciudadanía y resistencia", iniciaron los oradores. La primera fue Graciela Bialet, quien no dudó en reclamar por la desaparición de Santiago Maldonado –visto por última vez durante la represión de la Gendarmería a una protesta de la comunidad mapuche en la ruta 40 de Chubut– y en repudiar la detención de Milagro Sala. "Leer nos arrebata del desconocimiento", dijo y agregó: "Los niños ricos son educados para ser dinero, los niños pobres son educados para ser basura, y los niños del medio, para estar pegados a la pantalla. Mucha magia y mucha suerte tiene los niños que pueden ser niños". La siguiente, María Angélica Moller, citó una serie de investigaciones sobre la importancia de pensar los métodos pedagógicos y el sistema educativo en los niños como "sujetos íntegros, sociales, pensantes y deseantes". Por su parte, el brasileño Alessandro Rodrigues Rocha y el colombiano Juan Diego Mejía comentaron cómo está la situación respecto de la lectura en sus países, no tan ajenos al nuestro, pero sí con problemáticas y abordajes específicos.

Sobre el final, los cuatro autores respondieron preguntas del público. Mientras hablaban, los espectadores anotaban interrogantes en papelitos que, luego, iban a parar a la mesa, donde se leían y se respondían. Para sorpresa, muchas de esas preguntas estaban referidas a la "politización" del foro. Fue entonces cuando Mempo Giardinelli subió al escenario, tomó el micrófono y dijo: "Acá en el foro, nuestra política es leer todas las preguntas. Pero cuando nos piden más lectura y menos política, nosotros decimos: ¡Más lectura y más política también!" El cierre estuvo a cargo de la parte más lúdica del congreso, las tertulias: el brasileño Eric Nepomuceno, el español Jorge F. Hernández, Mejía y el mexicano Toño Malpica leyeron textos propios y ajenos. Así concluyó el primer día, pero faltan más, ya que dura hasta el sábado. "Un día agitado –comentó una de las organizadoras–, ¡por suerte!".

3.500 personas asistieron al primer día del 22° Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura
3.500 personas asistieron al primer día del 22° Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura

*¿En qué consiste el Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura? Bajo el lema "Leer abre los ojos", las actividades están pensadas para docentes, alumnos y público en general. Miércoles 16, Jueves 17 y viernes 18, además de mesas-debate, lecturas, tertulias y conferencias que se realizan, los invitados dan talleres de cuatro horas en diferentes lugares. También se hacen visitas a las escuelas de la ciudad para dialogar con los chicos y lo docentes y generar un espacio de debate en torno a la lectura. El sábado 20 se lleva a cabo la última mesa y se finaliza el congreso al mediodía, despidiéndose hasta el año que viene.

_____

LEA MÁS

_____

Vea más notas en Cultura