El periodista y escritor argentino Martín Caparrós recibió ayer el premio Maria Moors Cabot 2017, otorgado por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia en Nueva York. Junto a Caparrós, tambiébn fueron premiados la columnista, editora y documentalista brasileña Dorrit Harazim, y los norteamerianos Nick Miroff, del Washington Post, y Mimi Whitefield, del Miami Herald. Además, el jurado hizo una declaración especial condenando la brutal violencia contra los periodistas en México. 

Los premios Cabot distinguen a periodistas por la excelencia en su carrera y en la cobertura que propicia el "entendimiento interamericano".

Para el jurado del premio, Caparrós se ha mantenido por décadas como "una de las voces principales del periodismo literario de Latinoamérica". El argentino es columnista y editor y sus trabajos se publican en diferentes medios de la región. Ha dirigido medios como El Porteño, Babel, Página/30 y Cuisine & Vins. Además, es autor de novelas y 15 libros de no ficción.

Caparrós también es considerado un intelectual que "es franco sobre lo que le parece correcto e incorrecto", lo que lo llevó, durante la dictadura, al exilio por varios años. "Es ante todo un periodista famosamente honesto, balanceado y riguroso", sostuvo el comitó que lo premió.

Ha recibido varios reconocimientos entre ellos el Premio Rey de España, el Premio Konex y la Beca Guggenheim. "Por sus años de logros y su extraordinario trabajo, Martín Caparrós será galardonado con el Premio Maria Moors Cabot 2017", señaló el jurado.

"Me alegra mucho que un premio que suele dedicarse a los géneros de 'periodismo duro' –la actualidad, la investigación– reconozca esta vez a alguien que trabaja más el llamado 'periodismo literario', la crónica, formas más narrativas. Y me alegra que una de las grandes escuelas de periodismo haya decidido premiar a alguien que nunca estuvo en una escuela de periodismo. Y, por supuesto, me alegra mucho que ese alguien sea yo", dijo Caparrós al Centro Knight, de la Universidad de Austin.

Respecto a Dorrit Harazim, el jurado señaló que su contribución al periodismo es "superada solo por la calidad superior de los cuentos, comentarios y documentales de televisión que continúa produciendo". No solo es una "periodista y narradora talentosa" sino que es una innovadora de las noticias al ser parte de los grupos que fundaron las revistas Veja y Piauí.

La brasileña fue corresponsal internacional y editora, lo que la llevó a relatar eventos como la guerra de Vietnam, el apartheid en Sudáfrica, el golpe de estado contra Salvador Allende en Chile y los atentados contra las Torres Gemelas en Nueva York. Es decir: estuvo en los dos "11 de septiembre" que marcaron la historia contemporánea de América: el de 1973 en Chile y el de 2001 en Estados Unidos. Es columnista de O Globo desde donde "continúa siendo una entusiasta analista de la escena estadounidense", agregó el comunicado oficial.

Durante la dictadura de Brasil expuso violaciones a derechos humanos y continúa cubriendo temas como racismo e injusticia social desde una perspectiva de género. En 2015, Dorrit ganó el Reconocimiento a la Excelencia del premio Gabriel García Márquez de Periodismo. "Por su lealtad con las historias más importantes a lo largo de una carrera larga y distinguida, la obra de Dorrit Harazim encarna la esencia del Premio Maria Moors Cabot", señaló el anuncio oficial del premio.

Miroff, del Washington Post, ha cubierto América Latina desde Ciudad de México y La Habana. Desde esta posición ha cubierto historias de tribus indígenas en Ecuador, la migración de centro americanos hacia Estados Unidos, así como el proceso de paz con la guerrilla de las Farc en Colombia, entre otros.

Whitefield, del Miami Herald, ha cubiertos por décadas las historias "mas importantes" de América Latina que van desde la guerra contra las drogas hasta la transformación económica y socia del continente. Sin embargo, para el jurado del premio, su mayor contribución al entendimiento interamericano es su cubrimiento de Cuba "de manera profunda, balanceada y con un ojo para el detalle".

El homenaje a los periodistas tendrá lugar el 10 de octubre en Low Library en el campus Morningside Heights de la Universidad de Columbia.

Este año, además de elegir a sus homenajeados, el jurado decidió hacer un anuncio especial sobre la violencia contra los periodistas en México. La organización condenó los "brutales ataques" de los que son víctimas los reporteros que trabajan en el país e hizo un llamado para que se acabe la impunidad de los asesinatos de periodistas.

"Todos los años, los Premios Cabot honran a los periodistas de gran coraje, convicción y habilidad que arriesgan sus vidas para reportar historias que deben ser dadas para que la transparencia y la rendición de cuentas sobrevivan en las Américas", dijo el presidente de Columbia, Lee C. Bollinger, en el comunicado oficial. "Anunciamos los ganadores de este año en un momento en que los acontecimientos en México han suscitado nuevas alarmas sobre el peligro intrínseco al periodismo investigativo independiente, recordándonos una vez más la vulnerabilidad de los periodistas y la necesidad de estar con ellos".

En la entrega del premio, el jurado recordará los más de 145 casos de asesinatos, desaparición e intento de homicidio en contra de periodistas en México desde el año 2000. "Trágicamente, uno de los homenajeados de los Premios Cabot 2011 está entre aquellos asesinados en México este año por represalia a su trabajo como periodista", señaló el comunicado sobre el caso del reportero investigativo de Sinaloa, Javier Valdez.

Valdez fue atacado a tiros cerca de su oficina el pasado 15 de mayo que le quitaron su vida. Había recibido el premio Cabot en 2011 por su trabajo en Ríodoce – periódico que él cofundó – así como por sus publicaciones en El Diario de Juárez. Se destacó por su cobertura de temas de corrupción, tráfico de drogas y crimen organizado.

El anuncio del jurado, hecho por primera vez, también incluye un llamado al presidente de México, Enrique Peña Nieto, para que "conduzca una exhaustiva y creíble investigación de este crimen, y a poner fin al ciclo vicios de violencia e impunidad que está diezmando a los medios mexicanos".