Morgan Stanley publicó un informe ayer que describía su opinión sobre bitcoin y hacía una mención al ecosistema cripto en general. El informe ha sido ampliamente divulgado y aunque la mayoría de los enfoques se centra en que Morgan Stanley proclama que "bitcoin no es tanto una reserva de valor como una clase de activo institucional que sirve para trading", vale la pena analizar por qué mantienen esta visión.

Para el medio Abacus journal, Si bien muchos de los maximalistas de Bitcoin consideran a esto una verdadera ofensa hacia las criptomonedas, no debería ser una sorpresa que una insistución de tal magnitud piense así. Se puede ganar mucho dinero mediante la creación de productos estructurados carísimos alrededor de la volatilidad de cripto (las palabras claves son "carísimos" y "volatilidad").

Morgan Stanley no tiene ningún interés en construir un almacén o una cámara de almacenamiento en frío para albergar llaves privadas y estantes de carteras rígidas. No hay dinero en ello. Al menos no el tipo de dinero que las instituciones de Nivel 1 pretenden ganar con ese tipo de inversión.

En su lugar, se centran en varias iniciativas de productos estructurados que se rumorean están en discusión en el banco, y deberían ser de interés para cualquier persona que intente comprender cómo un banco de inversión global de gran alcance intenta satisfacer las demandas de los clientes.

1. Una mesa de trabajo institucional dedicada que maneja futuros, transacciones OTC, productos similares a NDF que los clientes trafican a través de otras instituciones de Nivel 1 (Goldman, Citi).

2. Se analiza si Morgan Stanley utilizará la infraestructura de Bakkt exclusivamente con respecto a las transacciones de futuros de Bitcoin o si utiliza todos los recursos existentes para 2019 (Bakkt, ErisX, CME, CBOE).

3. El liderazgo en las divisiones comerciales de Morgan Stanley está discutiendo si ir o no a un Bitcoin NDF, así como a un producto Ethereum que aún no se ha dado una clasificación comercial.