Colaboración de Pedro García Otero

Un grupo de empresarios venezolanos ha logrado lo que en un país sometido a una alambrada de púas que cerca la economía por todos lados era impensable: popularizar el uso de una criptomoneda, en este caso, Dash, y hacer que se registren más de cien transacciones diarias en comercios con este criptoactivo como medio de pago, para bienes que van desde sándwiches hasta repuestos automotrices.

Un grupo de jóvenes empresarios han constituido tres empresas (Dash Merchant, Dash Help
Venezuela y Dash Text) y con ellas, han afiliado ya a más de mil comercios venezolanos, cifra que se alcanzó hace aproximadamente un mes.