Por Mathieu Gorse

Entradas infalsificables, consultas a los hinchas y quizás en el futuro el pago a jugadores. La tecnología blockchain, en la que se basan el bitcoin y otras criptomonedas, da sus primeros pasos en el fútbol.

Considerado por algunos como una revolución tan importante como internet, blockchain, o cadena de bloques, que se apoya sobre una criptomoneda o un token, permite crear grandes registros virtuales donde los miembros de una comunidad pueden registrar de manera infalsificable sus transacciones.