Las “dapps” son aplicaciones descentralizadas y de código abierto (Getty Images)
Las “dapps” son aplicaciones descentralizadas y de código abierto (Getty Images)

Los usos reales para blockchain, más allá de ser el registro contable y la base de bitcoin, son severamente cuestionados fuera de la criptomoneda más conocida. Sin embargo, en un evento coorganizado por Blockline y Daap.com conocido como una"dappathon" (una hackaton de aplicaciones descentralizadas) en Malasia, los participantes construyeron nuevos modelos para la creciente tecnología. Fueron invitados 80 desarrolladores locales a pensar distintas aplicaciones de la blockchain para la vida real.

Entre los 20 equipos que se formaron, Jack Chan, uno de los mentores de los programadores durante el evento, seleccionó cuatro que le llamaron la atención.

Fuentes de alimentos Halal (o kosher) certificados

Chan asegura que los consumidores de hoy están mucho más preocupados por lo que comen, beben y usan, más aún los consumidores musulmanes (la religión oficial de Malasia). Para los viajeros frecuentes en el extranjero, las barreras del idioma a menudo plantean un problema. Como solución, a uno de los equipos se le ocurrió la idea de colocar información de origen del producto en blockchain para que los consumidores accedan escaneando los códigos QR. Al descentralizar este proceso, se descartan las etiquetas de alimentos falsas e inexactas, proporcionando más transparencia al consumidor final.

De manera similar, explica Chang, la solución puede aplicarse a otras industrias, como la de belleza y atención médica, donde las alergias y otras condiciones de salud prohíben el uso de ciertos ingredientes.

Blockchain para garantizar transparencia en los procesos de admisiones universitarias

En Malasia es muy común que todos los años proliferen las críticas a los procesos de admisión de algunas universidades públicas.

Para evitar que esto siga sucediendo, un equipo participante formado por estudiantes universitarios pensó en usar dapps para hacer que el proceso de selección de estudiantes sea más transparente. Se les ocurrió desarrollar un procedimiento más monitoreado públicamente que inevitablemente reduciría la desconfianza social en los procesos de selección de universidades públicas.

El grupo de programadores malayos que formaron parte de la “dappathon” (Techinasia)
El grupo de programadores malayos que formaron parte de la “dappathon” (Techinasia)

Identificación digital para mascotas y ganado

En este ecosistema se escucha muy seguido hablar de las políticas de KYC (conozca a su cliente) pero no tanto de KYP (conozca a su mascota). Por eso, un grupo de programadores pensaron en usar blockchain para documentar exhaustivamente los registros de salud y pedigrí de las mascotas.

Así, almacenarían en esta plataforma los certificados de nacimiento y de salud de los animales integrando el pedigrí y líneas de sangre. Esto haría que sea más difícil falsificar documentos y evitaría las organizaciones de cría ilegales.

Credenciales verificadas portátiles

Por último, uno de los equipos de la "dappathon" propuso subir las credenciales e identificaciones personales a blockchain para evitar fraude y plagio de documentos como el DNI, licencias de conducir, títulos universitarios, etc.

Mientras tanto, en el resto del mundo, el Ministerio de Economía de Japón diseña una plataforma para el comercio en blockchain, Singapur explora crear una para comercializar security tokens y una aerolínea rusa coquetea con la posibilidad de utilizar esta tecnología para monitorear el combustible de los aviones.

LEA MÁS:

SEGUINOS EN:
Facebooktwitterinstagramyoutubetelegram