“Hay mucha gente que pensaba eso y nadie se animaba a decirlo”, señaló Hebe de Bonafini sobre la crítica a Alberto Fernández.


La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, insistió en su crítica hacia el presidente Alberto Fernández por haber invitado a un grupo de empresarios al acto por el 9 de Julio, tras el intercambio epistolar que mantuvo a través de las redes sociales, y advirtió que lo peor es la obsecuencia”.

“Sigo sin entenderlo y aceptarlo. Tenemos una grieta, yo no me quiero parecer a ellos. No creo que podamos hacer nada con ellos, tienen alma de destructores”, reiteró sobre la convocatoria oficial en la que participaron gobernadores, los empresarios del Grupo de los 6, la CGT y la cúpula de las fuerzas armadas.

En una entrevista con el periodista Víctor Hugo Morales, por AM 750, la referente de Madres de Plaza de Mayo contó qué fue lo que la motivó a difundir una declaración crítica hacia el jefe de Estado: “Yo a él lo quiero mucho, y aposté todo, pero le dije que si había algo que no me gustaba se lo iba a decir. Nosotros nos sentimos muy mal cuando se sentó con Vicentin y con toda esa gente a la mesa, nos pareció que no era posible. Vos podés encontrar a determinados empresarios para llamar, pero invitó a los peores”.

“Hay mucha gente que pensaba eso y nadie se animaba a decirlo”, resaltó.

Sobre la carta que originó el intercambio epistolar, De Bonafini reconoció que tuvo muchas dudas antes de difundirla: “No lo decidimos rápido. Una noche me levanté a la 1 de la mañana, y dije ‘¿qué estoy haciendo?' Las Madres siempre decimos lo que pensamos. A las 3 de la mañana me levanté y escribí”.

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, mantuvo sus críticas sobre la convocatoria presidencial al acto del 9 de Julio. (EFE/Tono Gil/Archivo)
La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, mantuvo sus críticas sobre la convocatoria presidencial al acto del 9 de Julio. (EFE/Tono Gil/Archivo)

Tras el envío del comunicado, Alberto Fernández se comunicó por teléfono con Hebe de Bonafini y mantuvo una charla “muy cariñosa”, según evaluó la titular de Madres. El mandatario luego hizo visible esa conversación con una respuesta formal donde reconoció el “afecto recíproco”, aunque manifestó que a su mesa se sienta “gente de empresas grandes, medianas y pequeñas, trabajadores y trabajadoras, movimientos sociales, estudiantes, jóvenes y científicos”. Antes, la carta de la organización de derechos humanos había expresado su decepción porque estaban en esa mesa “todos los que explotan a los trabajadores y trabajadoras y los que saquearon el país”.

No obstante, tras la comunicación telefónica y la respuesta oficial, desde Madres de Plaza de Mayo dieron por zanjada la controversia.

“Me trató con mucho cariño, no discutimos para nada. Me dijo que me iba a contestar públicamente como corresponde. Me pareció importante que me haya contestado lo que piensa y desde el Estado”, sostuvo de Bonafini sobre el diálogo telefónico. Me pareció que le dio mucho valor a lo que dije. Si hay algo que no gusta, uno lo tiene que decir. Lo peor para un gobernante es la obsecuencia”, agregó.

Además, la dirigente de Madres de Plaza de Mayo aclaró que el mensaje de que la entidad “continuará luchando” significa que no se que quedará “tranquila” o “callada”. También precisó que hubo otros gestos que no le gustaron del presidente Alberto Fernández, como algunas “marcha atrás” en distintas medidas o la invitación por separado a los diputados y senadores de Juntos por el Cambio.

(@alferdez)
(@alferdez)

No me gustó que no se aceptara que vaya la gente de izquierda. Carrió fue la que hizo más lío. Son cosas muy despreciativas”, planteó De Bonafini. Sin embargo, reiteró que lo que más le molestó fue que haya convocado a “tipos que nos robaron el país” durante el acto oficial del 9 de julio.

“Yo no me quiero parecer a ellos”, fustigó la titular de Madres. “Es como acostarte con un cocodrilo y decir que uno le va a atar la boca o la cola. Pero no, en cualquier momento te morfa”, concluyó.

Seguí leyendo: