Allanaron una clínica por no cumplir el protocolo contra el coronavirus: murió un hombre y hay empleados y pacientes contagiados

Es de La Matanza. Sospechan que podría haber muchos más contagiados debido a que una de las infectadas estuvo en contacto con gran parte del personal del lugar

Frente de la Clínica Modelo Los Cedros
Frente de la Clínica Modelo Los Cedros

En medio de los contagios dentro de geriátricos y también con muchos infectados dentro del personal de salud, esta mañana la Justicia allanó la Clínica Modelo Los Cedros, en San Justo, zona oeste del Conurbano. En los últimas días, se conoció un fallecimiento por coronavirus y dos personas más se habrían contagiado dentro del centro médico. Una de las infectadas es una mujer que trabaja en el lugar. La clínica es denunciada por “incumplimiento de los protocolos de salud frente al COVID-19”.

Las acusaciones las realizaron los municipio de Hurlingham y de Esteban Echeverría, debido a que los infectados pertenecen a esos partidos. El miedo de los investigadores radica en que si no se realizaron las medidas de seguridad muchas personas podrían estar contagiadas entre pacientes y los médicos.

Según pudo saber Infobae de fuentes del caso, el lunes pasado falleció un hombre de 82 años por coronavirus en la Clínica Los Cedros, situada en la Avenida Arturo Umberto Illia 2275. A partir de esa muerte, el municipio de Hurlingham, que en sus redes sociales reveló el hecho, comenzó a investigar cómo se había dado aquella defunción.

“Lamentamos informar que se registró el primer fallecimiento por coronavirus en el distrito, el vecino tenía 82 años y se encontraba internado en la Clínica Modelo Los Cedros, en San Justo. Enviamos nuestras condolencias a sus seres queridos”, tuiteó la cuenta oficial de ese partido del Gran Buenos Aires.

Tras comenzar a indagar sobre la muerte del hombre, se descubrió que había otra vecina de aquel municipio también internada en esa clínica. Los dos, según sostuvieron las fuentes consultadas con acceso a la investigación, habían ingresado al centro médico por otros problemas y dentro del lugar fue donde se contagiaron el virus. Debido a esto, en el municipio realizaron la denuncia en la Fiscalía Federal N°1 de Morón, a cargo de Santiago Marquevich, donde intervino el Juzgado Federal N° 3 de esa localidad, a cargo del juez Néstor Barral,

Pocas horas después de aquella denuncia arribó al juzgado de Morón otra acusación contra la clínica. Ahora, desde el municipio de Esteban Echeverría. El intendente, Frenando Gray, señalaba que una residente de ese partido al sur del Gran Buenos Aires trabaja en el centro médico y había sido diagnosticada con COVID-19.

Según dijeron, la mujer cumple funciones en el aérea de limpieza y vive con su madre de 72 años. En este momento está cumpliendo cuarentena en su domicilio. En la denuncia se agrega el dato de que iba y venía todos los días al lugar con dos compañeros más que aún hoy siguen yendo a trabajar. Por lo que se sospecha que gran cantidad de personas están infectadas dentro de la clínica y que los controles no se realizan.

Los investigadores, después de unificar las denuncias, esta mañana dieron el primer paso para develar si dentro de esa clínica no se cumplen los protocolos estipulados por el Ministerio de Salud frente a la pandemia. Efectivos de la Policía Federal de la delegación de Morón arribaron al lugar con una orden de presentación para notificar a las autoridades de la entidad sobre la situación y además secuestraron material para analizar. Según relataron, los agentes se llevaron del lugar documentación de los pacientes y los protocolos internos para saber si se estaban cumpliendo.

Seguí leyendo: