Franco Fafasuli
Franco Fafasuli

El Ministerio de Transporte de la Nación confirmó que luego de la entrada en vigencia de la cuarentena total decretada por el presidente Alberto Fernández se redujo en un 83% el número de pasajeros que utilizan el transporte público del área metropolitana.

Del análisis del sistema SUBE se desprende que en trenes, colectivos y subtes hubo un alto acatamiento de la población a las disposición oficial para evitar la propagación del Covid-19.

Es así como en el primer día de aislamiento obligatorio, entre el viernes 13 de marzo y el viernes 20, la circulación bajó de 4.364.469 usuarios a 735.000. Estas cifras se traducen en una disminución del 97% en subtes, 92% en trenes y 82% en colectivo, significando una diferencia de 3.629.000 pasajeros.

Del domingo 15 de marzo al jueves 19 -sin la cuarentena obligatoria- la disposición nacional llevó a que en la calle transiten 1.389.382 usuarios menos en comparación a un día habitual (4.300.000), significando una disminución de más de 3 millones de pasajeros que circularon en transporte público durante los primeros cuatro días de la semana.

Actualmente y hasta el 31 de marzo, los servicios de transporte público funcionan con cronograma de fin de semana o feriado para lograr distanciamiento preventivo entre personas. Además, hasta el último día de marzo, se prorrogó la suspensión de vuelos de cabotaje y servicios tanto de trenes como micros de larga distancia.

Los servicios de transporte público podrán ser utilizados exclusivamente por las personas que quedan excluidas de la Norma de Aislamiento Social Preventivo Obligatorio dictada por el gobierno nacional hasta el martes 31 de marzo.

El decreto presidencial establece que no estarán alcanzados por la cuarentena los miembros de las fuerzas de seguridad, los profesionales de la salud, los funcionarios, los empleados de supermercados y farmacias y los periodistas, entre otros sectores.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Para que todas esas personas puedan cumplir con sus actividades -determinantes para segurar la efectividad del aislamiento-, el gobierno nacional dispuso garantizar medios de transporte públicos. En el ámbito del área metropolitana, esto incluye a subtes, colectivos y trenes.

En ese marco de la emergencia sanitaria, desde el jueves 12 está prohibido que circulen pasajeros parados en trenes y colectivos. A la par, la Ciudad de Buenos Aires dispuso un operativo especial en las seis líneas de subtes y en el Premetro para descongestionar los vagones.

Los colectivos, a su vez, desplegaron en las ventanillas delanteras carteles con la frase: “Sólo pasajeros sentados”. La capacidad de cada unidad de colectivo es de entre 38 y 40 pasajeros. Una vez ocupados todos los asientos, en los parabrisas de las unidades se pegaron carteles con la frase: “Asientos completos”.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

En el caso de los subtes, las formaciones frenarán en las cabeceras, en los centros de transbordo y en las estaciones cercanas a hospitales y sanatorios.

  • Línea A: Perú, Lima, Plaza Miserere, Primera Junta, San José de Flores y San Pedrito.
  • Línea B: Leandro N. Alem, Carlos Pellegrini, Pueyrredón, Medrano, Federico Lacroze y Juan Manuel de Rosas.
  • Línea C: Retiro, Diagonal Norte, Av. de Mayo, Independencia y Constitución.
  • Línea D: Catedral, 9 de Julio, Facultad de Medicina, Pueyrredón, Palermo, Ministro Carranza, Juramento y Congreso de Tucumán.
  • Línea E: Retiro, Correo Central, Bolívar, Independencia, Jujuy, Av. La Plata y Plaza de los Virreyes.
  • Línea H: Facultad de Derecho, Santa Fe, Corrientes, Once, Humberto 1º, Caseros y Hospitales.

Taxis, remises y choferes de cabify estarán habilitados a transportar pasajeros.

En cambio, los servicios de combis que llegan a las terminales Obelisco y Madero no estarán habilitados.

Seguí leyendo: