La jueza de Quilmes Julia Márquez
La jueza de Quilmes Julia Márquez

La jueza Julia Elena Márquez, titular del Juzgado de Ejecución Penal n° 1 del Departamento Judicial de Quilmes, podría tener Coronavirus: es que regresó días atrás de un viaje por el exterior y presentó sintomatología compatible con COVID-19. Así quedó expuesto en una resolución dictada por el presidente de la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires, Eduardo De Lazzari, quien ordenó cerrar temporariamente el juzgado que es el encargado de revisar o intervenir en casos con condenados y presos.

“En atención a los términos del decisorio registrado bajo el n° 92/20, corresponde disponer en forma excepcional y como medida de prevención, la suspensión de los términos procesales y proceder a la autorización del retiro del personal del citado organismo”, se señaló en la resolución. Se dispuso así suspender “los términos procesales en el Juzgado de Ejecución Penal n° 1 del Departamento Judicial de Quilmes a partir del día de la fecha y hasta nueva resolución, autorizando el retiro del personal del citado organismo".

Fuentes judiciales consultadas por Infobae hicieron hincapié en que se trata de una medida preventiva y aclararon que si bien la jueza presenta síntomas compatibles aún se aguardan los resultados de un diagnóstico definitivo para poder corroborar si sufre esta enfermedad.

Con la internación de la magistrada, quedaron también licenciados las quince personas que trabajan el juzgado. Se les indicó que queden en sus casas hasta tanto se verifique el cuadro de salud de la magistrada y se corrobore que ninguno pueda, eventualmente, haber sido contagiado, si es que los resultados dan positivo para la jueza.

La decisión tomada por la Corte bonaerense implica el cierre temporal del juzgado de ejecución penal de Quilmes, hasta que se dicte una nueva resolución cuando se tenga en claro el diagnóstico de la magistrada. De todas maneras, fue designado un juez subrogante, el juez de ejecución penal número 2 Federico Merlini, para resolver cuestiones urgentes.

Julia Márquez es jueza desde hace 15 años. Integra la asociación Usina de Justicia y cuestiona a los colegas que toman decisiones de libertad o salidas sin conocer al condenado. Así se lo dijo en una entrevista que dio a Infobae en 2017, luego del crimen de Micaela García, la joven violada y asesinada en Gualeguay (Entre Ríos) por un criminal liberado por un magistrado (Carlos Rossi) que desatendió recomendaciones en contrario de un perito. “El que sale sin estar en condiciones para una adecuada reinserción, a la semana vuelve por un delito más grave”, dijo en aquella entrevista a este medio.

El caso de la jueza, con sintomas compatibles con coronavirus, se suma a otro episodio que tuvo lugar el martes en la Capital Federal cuando se desalojó la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja (UFECRI) –donde trabajan unas 60 personas– , luego de que una empleada, que había viajado al exterior, presentara un fuerte estado gripal. La mujer, llamada María Laura, se presentó junto a su hijo en el hospital Muñiz, por indicación del jefe del cuerpo de médicos de la Procuración General de la Nación. Allí le indicaron que si bien presentaba sólo alguno de los síntomas -no todos- propios del COVID-19 (los cuales también son compatibles a la gripe) y ella no había transitado por los países de riesgo se decidió que el estudio no se le realizaría y que debía realizar la cuarentena de 14 días prevista en el protocolo que estableció el Departamento Epidemiológico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En las últimas horas, tanto la Corte Suprema de Justicia como la de la provincia de Buenos Aires, así como las autoridades de la Procuración General de la Nación firmaron una serie de resoluciones para oficializar las licencias que deben obligatoriamente tomarse las personas que hayan viajado al exterior. La Cámara Federal de Casación Penal, en tanto, dispuso evitar traslados de presos y juicios tumultuosos, con el fin de priorizar las videoconferencias. Se insistió ademas en reforzar los pedidos al Consejo de la Magistratura para que se provea de artículo de higiene y redoblar las tareas de limpieza en distintos edificios del Poder Judicial.

El gremio de los judiciales, a cargo de Julio Piumato, volvió a reclamar poner en marcha “un plan estratégico” con todos los sectores involucrados para poder dar respuesta a esta situación. “A la Justicia hay que tomarsela en serio, a las y los trabajadores también”, dijo en un comunicado.