Capitán del Ejército extorsionaba a reclusos en Medellín: les cobraba $6 millones para no ser extraditados

El uniformado, al parecer, les ofrecía a los presos que a cambio de un soborno no serían trasladados del cantón militar de Antioquia a otros centros carcelarios fuera del Valle de Aburrá

Guardar

Nuevo

El capitán cobraba hasta seis millones de pesos por beneficiar a los reclusos del cantón militar - crédito Fiscalía
El capitán cobraba hasta seis millones de pesos por beneficiar a los reclusos del cantón militar - crédito Fiscalía

Un presunto caso de corrupción quedó al descubierto en las últimas horas, después de que la Fiscalía General de la Nación, a través del CTI, dieran con la captura del capitán activo del Ejército Óscar Iván Guaque Herrera, quien estaría vinculado en un caso de extorsión.

Según las investigaciones del ente acusador, Guaque sería el responsable de exigir dinero a al menos tres hombres privados de la libertad en el cantón militar de Medellín, a cambio de no ser trasladados a establecimientos carcelarios fuera del Valle de Aburrá.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

“El 2 y 7 de septiembre y el 28 de octubre de 2023, el capitán habría abordado a tres hombres en sus celdas y les habría exigido 5, 6 y 4 millones de pesos, respectivamente, a cambio de no ser trasladados a un centro carcelario por fuera del Valle de Aburrá o no ser extraditados”, informó la Fiscalía en un comunicado.

De hecho, el uniformado habría logrado recibir al menos cuatro millones de pesos por parte de los familiares de uno de los detenidos aprovechándose de su posición de poder, pues Guaque era el encargado de adelantar los trámites de traslado y gestionar los cupos disponibles con el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) en las cárceles del Valle de Aburrá.

El uniformado era el encargado de gestionar los cupos de los detenidos del cantón militar para trasladarlos a cárceles del Inpec - crédito Colprensa
El uniformado era el encargado de gestionar los cupos de los detenidos del cantón militar para trasladarlos a cárceles del Inpec - crédito Colprensa

Tras su captura, que se dio con el apoyo del Ejército Nacional, el uniformado fue puesto a disposición de un juez de control de garantías, quien definió que deberá demostrar su presunta inocencia en un centro carcelario, por solicitud de la Ficalía.

Sin embargo, en las audiencias Guaque Herrera no aceptó los cargos imputados por el delito de concusión agravada.

Este caso se da en un contexto de recientes problemas de seguridad dentro de las fuerzas armadas. Apenas dos semanas antes, un soldado activo y otros dos retirados fueron enviados a prisión al ser señalados de participar en una red de tráfico de armas hurtadas del Ejército.

Según la Fiscalía, estas personas aprovechaban sus cargos para conseguir armas de largo alcance de diferentes batallones y luego venderlas a grupos criminales, incluidas las disidencias de las Farc, el Clan del Golfo y el ELN, que operan en diversas regiones del país como Caquetá, Putumayo, Huila, Tolima, Antioquia, Meta y Chocó.

El panorama de seguridad de las fuerzas armadas ha sido objeto de controversias, especialmente desde principios de mayo, cuando se originó un escándalo por supuestas omisiones en el inventario de armas militares en Colombia.

El capitán del Ejército alcanzó a recibir cuatro millones de pesos producto de las extorsiones - crédito Pixabay
El capitán del Ejército alcanzó a recibir cuatro millones de pesos producto de las extorsiones - crédito Pixabay

El presidente Gustavo Petro declaró en ese entonces que “las mafias penetraron instituciones esgrimiendo ideologías falsas (...). Con esas municiones hoy matan a los mismos integrantes de la puerza pública”, por lo que las acciones de Guaque Herrera y los casos de tráfico de armas revelan una preocupante infiltración del crimen organizado en el Ejército Nacional.

El Gaula Militar dio duro golpe a los extorsionistas en Medellín

En una coordinación estratégica entre el Gaula Militar Antioquia y el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de Medellín, se llevó a cabo una operación que resultó en la captura de dos extorsionistas que exigían una cuantiosa suma a su víctima.

La acción comenzó tras recibir una denuncia sobre una actividad ilícita. Los delincuentes contactaron a su víctima, demandando 700 millones de pesos bajo el pretexto de deudas heredadas de su fallecido cónyuge. La situación de vulnerabilidad de la víctima fue aprovechada para proponerle un acuerdo de pago fraccionado.

Siguiendo una investigación detallada, las unidades militares y el CTI lograron identificar y monitorear a los extorsionadores. Esto permitió organizar una emboscada en el lugar acordado para la entrega inicial de 100 millones de pesos, culminando con la captura en flagrancia de los implicados.

Las autoridades confirmaron su compromiso de seguir luchando contra el crimen organizado, poniendo especial énfasis en los delitos de secuestro y extorsión, por lo que el Gaula Militar Antioquia y el CTI de Medellín continuarán su trabajo para proteger los derechos y la seguridad de los ciudadanos afectados por estas prácticas delictivas.

Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS