Dejan en firme condena a hombre que agredió brutalmente a su pareja por no contestarle el teléfono

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena contra un hombre que le causó una incapacidad de 20 días y le dejó secuelas odontológicas a su pareja, en un caso ocurrido en 2016 en Bogotá

Guardar

Nuevo

El sujeto le dejó a su pareja una incapacidad de 20 días - crédito EFE
El sujeto le dejó a su pareja una incapacidad de 20 días - crédito EFE

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia mantuvo la condena de un hombre a 72 meses de prisión (6 años) por violencia intrafamiliar agravada, subrayando la gravedad de los actos de dominación y control sobre su pareja.

El caso, que culminó con esta decisión en julio de 2023 tras un recurso de casación por parte de la defensa del condenado, comenzó la noche del 18 de marzo de 2016 en el sur de Bogotá, cuando el procesado agredió física y verbalmente a su compañera permanente, lo que le causó una incapacidad médica de 20 días y secuelas odontológicas.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

El sujeto dejó secuelas odontológicas en la mujer tras la agresión - crédito Pixabay
El sujeto dejó secuelas odontológicas en la mujer tras la agresión - crédito Pixabay

“Tan pronto como la citada arribó al inmueble, el hoy procesado arremetió en su contra mediante agresiones físicas y verbales; tanto así que los peritos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses le dictaminaron incapacidad médica definitiva por 20 días y una secuela de carácter odontológico”, señaló la Corte.

La Sala destaca la conducta como un claro ejemplo de “[...] un patrón de control y dominación del acusado sobre su compañera permanente, basado en el prejuicio machista que tristemente aún pervive en la sociedad”.

El 22 de febrero de 2018, se llevó a cabo una audiencia de formulación de imputación en el Juzgado Cincuenta y Seis Penal Municipal con función de Control de Garantías de Bogotá, donde se le imputó a un hombre, como autor, el delito de violencia intrafamiliar agravada. Sin embargo, el acusado no aceptó los cargos.

El magistrado Gerson Chaverra Castro, quien estudió el caso, hizo énfasis en que la acción del acusado, motivada por celos irracionales al no recibir respuesta a sus llamadas telefónicas, constituye una forma de violencia de género que “[...] merece un alto reproche punitivo, para lograr su visibilización y por esa vía deconstruir la histórica y vergonzante violencia de género”.

Magistrado Gerson Chaverra, presidente de la Corte Constitucional, que estudió el caso de violencia de género - crédito John Paz/Colprensa
Magistrado Gerson Chaverra, presidente de la Corte Constitucional, que estudió el caso de violencia de género - crédito John Paz/Colprensa

En este sentido, la sentencia en segunda instancia, confirmada el 22 de febrero de 2022 por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá, ha sido considerada un paso adelante en el combate contra la violencia machista en Colombia.

Desde el inicio del proceso judicial, el estado ha mostrado su compromiso con la protección de las víctimas de violencia intrafamiliar. Desde la imputación realizada el 22 de febrero de 2018 por el Juzgado Cincuenta y Seis Penal Municipal con función de Control de Garantías de Bogotá, hasta la condena inicial en octubre de 2021, y su posterior confirmación, los procedimientos han ilustrado un proceso exhaustivo y riguroso.

La conclusión del magistrado Chaverra, de que el acusado “ejecutó actos orientados a controlar a su compañera sentimental, como si fuera un objeto de posesión personal, al extremo que, al no contestar sus llamadas telefónicas, sin criterios de tolerancia, entendimiento y comprensión, bajo una actitud patriarcal, decide agredirla física y verbalmente de forma descomunal, lo que claramente representa sometimiento, subyugación y discriminación contra la mujer en el marco de una aberrante conducta machista”.

El caso es un claro ejemplo de violencia de género - crédito Jesús Áviles / Infobae
El caso es un claro ejemplo de violencia de género - crédito Jesús Áviles / Infobae

Este caso resalta no solo la lucha contra la violencia doméstica, sino también la importancia de abordar las causas subyacentes de estas conductas, incluidas las estructuras sociales y culturales que perpetúan la discriminación contra las mujeres.

En una era donde la violencia contra la mujer sigue siendo una problemática global, decisiones como esta de la Corte Suprema de Justicia de Colombia sirven como un recordatorio crítico de la necesidad de persistir en la erradicación del machismo y en la construcción de sociedades más igualitarias y respetuosas. Este caso también subraya la importancia del rol del sistema judicial en la protección de los derechos y la dignidad de las mujeres, estableciendo precedentes legales que esperan influir positivamente en el tratamiento futuro de casos similares.

Guardar

Nuevo