De traje y zapatos el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, probó una canchita de fútbol y no se dejó robar la pelota. Jugó el picadito mientras lo miraba atentamente el intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, con quien inauguró las obras de infraestructura urbana en el barrio Islas Malvinas, con una inversión de unos 273 millones de pesos por parte del Gobierno nacional.

"A veces cuando uno escucha que a la gente no le importan estas obras yo digo que no conocen las necesidades de la gente humilde y no saben lo que significa abrir una canilla y que salga agua potable o tener cloacas para más salud", señaló Frigerio en el acto en el que también participaron la secretaria de Infraestructura Urbana de la Nación, Marina Klemensiewicz; y el candidato a jefe comunal Marcelo Bermúdez.

El funcionario después se trasladó hasta San Carlos de Bariloche donde visitó otras obras, como una planta depuradora de líquidos cloacales donde Nación invirtió 771  millones de pesos mientras que hoy cruzará otra vez a Neuquén para recorrer una pllanta de tratamiento de líquidos cloacales en Villa La Angostura, una obra en la que se invirtieron 472 millones de pesos.

Además de mostrarse con Pechi Quiroga, Frigerio estuvo acompañado por Sergio Wisky, candidato a diputado nacional por Río Negro, único tramo legislativo que tiene la boleta de Juntos por el Cambio después de que 'bajaran' a los candidatos para el Senado de la Nación para beneficiar la candidatura del gobernador Alberto Weretilneck. El plan sigue siendo fortalecer a un candidato con chances de incomodar al peronismo local, algo de lo que el macrismo rionegrino está muy lejos.