Marcelo Midlin, Enrique Cristofani, Enrique Avogadro, Gabriela Michetti y Sergio Lew
Marcelo Midlin, Enrique Cristofani, Enrique Avogadro, Gabriela Michetti y Sergio Lew

Durante el día el presidente Mauricio Macri asistió a la inauguración del nuevo edificio corporativo del Banco Santander y el cambio de marca (ya no es más Santander Rio) donde por la noche hubo una fiesta con show musical y sushi. Los anfitriones en uno y otro evento fueron Enrique Cristofani, presidente de la entidad, y Sergio Lew, su CEO.

En un agasajo que contó con amplia convocatoria las promotoras ofrecían mantas polares color manteca a todos los invitados que pasaban al patio a disfrutar del show con música de ABBA y danza de la Escuela de Julio Bocca. Adentro hubo empresarios, una gran diversidad de políticos y representantes del mundo financiero.

Convivieron bajo el mismo espacio construído sobre el terreno donde años atrás hubo un astillero, desde la vicepresidenta Gabriela Michetti al precandidato presidencial por Consenso Federal Roberto Lavagna.

El economista sin embargo se fue antes del himno y de la bendición del lugar. Tan rápido salió que no alcanzó a ver que casi al mismo tiempo llegaba su hijo Marco Lavagna, precandidato a diputado porteño por la Ciudad.

Lavagna hijo tiene una ventaja, en el Congreso hizo grandes amigos en todas las fuerzas políticas. Cuando llegó se alegró al verlo Nicolás Massot, jefe del bloque del PRO que conversaba con su par Pablo Tonelli. Massot contó que está próximo a partir a Estados Unidos tras haber accedido a una beca. Dudaba en plena campaña pero sus últimos cruces con Elisa Carrió y el 'castigo' que sufrió junto con Emilio Monzó lo decidieron a partir. Regresará en diciembre.

En el evento se vio a varios legisladores economistas que sin embargo contaban que al próximo Congreso le faltarán especialistas en la materia. "Queda Luciano Laspina", elogió Massot quien dijo que es uno de los mejores referentes de la materia. Asintió a su lado Lavagna y para ratificar sus dichos llamaron a Federico Sturzenegger que justo pasaba junto a ellos. "Yo lo llevé al Banco Ciudad", recordó el ex presidente del Banco Central.

Un rato después el que aparecía era justamente Laspina a quien varios consultaron sobre cómo ve el futuro parlamento. Coincidió con la visión de la falta de economistas: se van Axel Kicillof y hay que ver si renueva Lavanga.

Laspina apuntaba a ser candidato a gobernador de Santa Fe y en su caso sí tuvo bendición de Carrió. Finalmente no fue y bajó su presencia en la provincia.

Además, mientras directivos del banco contaban que invirtieron 170 millones de dólares en el edificio que tiene cuatro subsuelos y en el que trabajarán 2500 personas (de las 9000 de Santander Argentina) se cruzaban en saludos desde el senador Julio Cobos, al senador Federico Pinedo, el diputado Eduardo Amadeo y su colega Karina Banfi, entro otros.

Hubo también empresarios como Marcelo Midlin (Pampa Energía); Gastón Remy (CEO Vista Oil & Gas y presidente de IDEA); Claudio Bellocopit (Swill Medical) y Miguel Blanco (Foro Convergencia Empresarial). Y representantes de la cultura y el showbussines como Gino Bogani, Mariana Arias, el rector de la UBA Alberto Baribieri, el presidente de la Fundación Konex, Luis Ovsejevich, y el secretario de Cultura porteño Enrique Avogadro.

Las elecciones también fueron un tema entre bocado y bocado. Hubo quien comentó encuestas y quien comparó distritos clave como Córdoba y Santa Fe. Alguien que acababa de llegar de Rosario comentó a su pesar que la elección santafesina, tras el triunfo de Omar Perotti para la gobernación, puede ser para el kirchnerismo lo que es Córdoba para Cambiemos. Es decir: una provincia que les aporte muchos votos.