Eduardo ' Bali' Bucca sabe que arrancó con desventaja. Tal vez por eso intenta darle un tono épico a su campaña en Consenso Federal como precandidato a gobernador bonaerense contra María Eugenia Vidal y Axel Kicillof, la candidata oficialista y el principal opositor.

En línea con su profesion, el diputado es médico, y con su hobbie, es corredor, programó sus recorridas como si enfrentara una maratón.

En la semana estuvo en Junín, Olavarría, América, Miramar, Azul, Trenque Lauquen, General Villegas, Chacabuco, Lomas de Zamora, San Martín, Vicente López y junto a Juan Manuel Urtube, precandidato a vicepresidente, en Mar del Plata.

En "La Feliz" visitaron el puerto donde mientras se animaba a tomar un pescado con las manos Bucca  recordó sus vacaciones allí de chico. También fueron a la confitería que gestionan sus trabajadores, la Boston, donde no tuvo problema en probar las medialunas porque luego bajó las calorías entrenando cerca de la playa. En sus historias en las redes sociales hasta mostró su pequeña valija y sus diversos atuendos de maratonista.

Después Bucca visitó a un científico, promovió un proyecto para la obligatoriedad de un dispositivo que detecta escapes de monóxino de carbono y reveló sus charlas con Marcelo Tinelli y con Florencio Randazzo antes de tomar la decisión de competir en Buenos Aires.