Bertoni, Barraza, Bochini, Sacheri (Prensa Legislatura)
Bertoni, Barraza, Bochini, Sacheri (Prensa Legislatura)

Fue una tardecita diabla en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. En el Salón Dorado homenajearon a "uno de los más grandes jugadores que dio el fútbol argentino", según citaron en la información oficial del cuerpo legislativo porteño al referirse a Ricardo Bochini y a pesar de que Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, es hincha fanático de Racing; su vicejefe de Gobierno, Diego Santilli es un reconocido hincha de River y el vice primero del cuerpo, Francisco Quintana, no sólo es de Boca sino también dirigente del club.

Pero Bochini excede a Independiente, su histórico club, y hasta Diego Maradona decía que jugando para Boca se emocionaba al verle los pies.

El martes, día del futbolista, Bochini recibió un diploma en reconocimiento a su libro autobiográfico 'Yo, el Bocha', texto que fue declarado de interés para la Comunicación Social y Deportiva por los legisladores porteños.

"Para mí fue un orgullo haber podido jugar 19 años en uno de los clubes más grandes de Argentina como es Independiente. Tuve la suerte de integrar equipos con grandes jugadores y cuerpos técnicos en una de las épocas más gloriosas", afirmó el Bocha y deseó que "Independiente pueda recuperar el estilo futbolístico que supo tener y pelear todo lo que juegue".

A su turno Quintana expresó su alegría de poder reconocer y homenajear "a un ídolo que trasciende a un club para ser patrimonio del fútbol argentino". Además, sobre su obra sostuvo que "es un libro que nos va a permitir conocer mucho más sobre otras facetas del Bocha y a la persona detrás del ídolo".

El proyecto de declaración lo llevó adelante el diputado Gonzalo Straface  quien destacó: "Es una obra que habla de los sueños de un chico como el de tantos otros y cómo se construyó su carrera. Al Bocha se lo recuerda como un caballero del fútbol".

De la ceremonia de homenaje participaron los escritores Eduardo Sacheri (tan fanático del Rojo que en sus textos siempre hay protagonistas de ese club) y Jorge Barraza, este último el responsable de transcribir en papel los relatos de Ricardo Bochini. Además, estuvo el campeón del mundo y gloria de Independiente, Daniel Bertoni, su amigo, quien recordó anécdotas junto a quien calificó como "una de las personas más queridas en mi vida".

Bertoni dejó una frase que aprobaron y aplaudieron los asistentes: "Bochini tiene que ser presidente honorario de Independiente y tendría que ser más respetado en vida".

Bochini desempeñó toda su carrera en el Club Atlético Independiente desde 1972 hasta 1991. Allí ganó cinco Copas Libertadores, tres Interamericanas, dos Intercontinentales, dos campeonatos de Primera División y dos campeonatos Nacionales. Además integra el selecto grupo de futbolistas que alzaron la Copa Mundial de Fútbol con la Selección Argentina, en el recordado equipo del 86 que tuvo a Maradona como emblema..

No hubo sin embargo directivos del club y el único que tenía previsto ir, Hugo Moyano, se demoró en la cumbre del PJ nacional donde Cristina Kirchner sorprendió al visitar el partido lo que no había hecho durante sus dos presidencias.