A la misma hora que en Plaza de Mayo repartían peras, manzanas, naranjas y mandarinas, en Río Negro el intendente de General Roca y ex candidato a gobernador por el FpV, Martín Soria, firmaba la Resolución 880/2019 y convocaba a elecciones municipales para el 23 de junio.

Tras la derrota del 7 de abril, Soria se llamó a silencio hasta la semana pasada cuando reapareció en una actividad pública.

Este martes al mediodía, su hermana y diputada nacional María Emilia Soria acompañó el reclamo de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén y de la Federación del Citrus de Entre Ríos junto a Magdalena Odarda, senadora nacional y ex candidata a vicegobernadora y a la diputada nacional del Movimiento Evita Silvia Horne.

Silvia Horne, Magdalena Odarda y María Emilia Soria en Plaza de Mayo
Silvia Horne, Magdalena Odarda y María Emilia Soria en Plaza de Mayo

María Emilia Soria es además la elegida como candidata a intendenta en el lugar que dejará su hermano Martín y que dos períodos antes ocupó su padre Carlos Soria.

La diputada protagonizó álgidos debates en el Congreso Nacional. Uno cuando mostró una manzana en el recinto y reclamó medidas para ayudar a los productores. Y otro cuando desoyó la posición del bloque del FpV y votó a favor del desafuero de Julio de Vido.

Aunque en Río Negro una parte del peronismo no conformó la unidad partidaria (La Cámpora quedó fuera de las listas y sus dirigentes no pusieron mucho empeño en la campaña especialmente molestos cuando el candidato intentó despegarse de la figura de CFK), los Soria piden juntarse a nivel nacional.

Mientras tanto en el pago chico van 'paso a paso'. Dicen que primero tienen que reforzar la campaña en las intendencias, la propia para arrancar, y después definir si su "líder político" y jefe del PJ será candidato a senador nacional o a diputado nacional. Tras la derrota algunos le piden un paso al costado.  "Mi viejo llegó a los 63 a la gobernación. Yo tengo 43, ¿Sabés cuánto me queda en política?" respondió al entregar becas y tras señalar que pensó que tendría más acompañamiento en las urnas pero que fue "una batalla desigual".