En  la cena anual de CIPPEC, desde la mesa 4, donde estaban los sindicalistas, a dos mesas de la que ocupó Mauricio Macri con Juliana Awada, se paró Gerardo Martínez, de la Uocra, y fue a buscar a Roberto Lavagna.

Apenas vieron caminar hacia ellos al precandidato de Alternativa Federal se pusieron de pie Héctor Daer, Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri y Carlos Sueiro. Todos charlaron muy animadamente con Lavagna que fue a la velada acompañado por su hijo. Es que en su caso, su mujer, Claudine, todavía no está muy entusiasmada con la movida política de su marido.

Andrés Rodríguez, Roberto Lavagna, Héctor Daer y Gerardo Martínez
Andrés Rodríguez, Roberto Lavagna, Héctor Daer y Gerardo Martínez

En la mesa sindical no se sentaron Víctor Santa María ni Armando Cavalieri aunque tenían sus lugares reservados. Fueron de los que sólo saludaron en la previa y no se quedaron.

Por momentos, el peso de los líderes de los líderes de Sanidad, los estatales de UPCN, Obras Sanitarias, la Uocra y los aduaneros se notó. Les gustó más el discurso de Pomares que el de Macri. No los convenció el Presidente ni siquiera cuando unas horas antes el Gobierno anunció que habrá un aumento de $ 13.000 millones para obras sociales.

Daer junto con Humberto Schiavoni, senador y  presidente del PRO, y Gerardo Martínez
Daer junto con Humberto Schiavoni, senador y  presidente del PRO, y Gerardo Martínez

Mario Quintana, ex vicejefe de Gabinete, fue de los que cambió fuertes abrazos con Daer y sus compañeros de mesa que se quedaron hasta mucho después del postre y charlaron con Luis Betnaza, de Techint; y con el ex AFIP Alberto Abad.