En un sencillo ágape que tuvo lugar la semana pasada varios políticos comentaban la entrevista que ese día por la mañana había concedido Roberto Lavagna al programa de María O'Donnell.

Si bien hablaban sobre distintas opiniones que vertió el ex ministro, lo que más comentaban era su opinión personal respecto a la despenalización del aborto.

"En lo personal estoy en contra" había dicho.

En la ronda que se formó, compartida por hombres y mujeres no demasiado jóvenes, se mostraron sorprendidos por esa posición tajante. Un ex senador indicó que creía haber escuchado que Lavagna había propuesto una consulta popular para dirimir la cuestión. Varios dijeron que no y alguien bien informado aclaró que efectivamente el ex ministro y posible precandidato presidencial había señalado que tal vez sería aconsejable "continuar con el debate a través de otros canales como la consulta popular".

Adolfo Rubinstein, ministro de Salud (Matías Baglietto)
Adolfo Rubinstein, ministro de Salud (Matías Baglietto)

Entonces hubo quien comentó que en estos días los impulsores de la campaña nacional presentarán el proyecto en el Congreso por octava vez. Y agregó que en ese marco en el Gobierno hay quienes piensan que una posibilidad de búsqueda de consenso sería una consulta popular. Entre ellos se contaría el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, quien informalmente habría dicho que podría ser una posibilidad para destrabar el tema que defendió y sobre el que dio explicaciones científicas en el debate del año pasado.

Este lunes, en un plenario en Córdoba, los integrantes de la campaña nacional elaboraron un nuevo proyecto, parecido al de los años anteriores pero con algunas modificaciones como quitar la posibilidad de invocar objeción de conciencia por parte de los médicos y las malformaciones como causal justificada para un aborto.

El año pasado, cuando algunos diputados plantearon la posibilidad de una consulta popular, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, clausuró la cuestión tajantemente. Tal vez porque la grieta interna es grande y hasta hay funcionarios "celestes" que han dicho que si se hiciera la consulta presentarían de inmediato su renuncia.