Fernando "Chino" Navarro, dirigente de la agrupación Movimiento Evita, estuvo ocupado durante el verano recorriendo la Provincia, "vendiendo" su propuesta de la unidad del peronismo y, más especificamente, la idea de respaldar la candidatura presidencial de Felipe Solá.

Con ese objetivo, Navarro continuó estos días su campaña por varias ciudades de la Costa, incluyendo Mar del Plata, Villa Gesell y San Clemente, hasta recalar en Pinamar, donde aprovechó para hablar con turistas y residentes en las playas. Se lo escuchó muy pesimista sobre el rumbo económico.

Fue allí cuando, avisado de que un guardavidas quería conocerlo, fue hasta su puesto a saludarlo… con su vaquero remangado y zapatos en mano porque, con su mente ocupada en ganarle a Macri en las elecciones, había olvidado de poner en su valija malla y ojotas. Todo por un voto…