El ingreso a la Quinta Presidencial de Olivos (Foto archivo: Nicolás Stulberg)
El ingreso a la Quinta Presidencial de Olivos (Foto archivo: Nicolás Stulberg)

Ya es un clásico de la gestión cambiemistas. Los miércoles por la noche, funcionarios de distintas reparticiones estatales se reúnen en la Quinta Presidencial de Olivos para los ya tradicionales "picados". Casi tan tradicionales como las filtraciones de los resultados, algo que suele generar algunas incomodidades entre los participantes.

Este miércoles, la vuelta al fútbol en Olivos tuvo un resultado contundente: 5 a 1 para el equipo local, el celeste y blanco. Sin el jefe de Gabinete Marcos Peña ni el secretario general de la Presidencia Fernando De Andreis, pero con el vocero presidencial Iván Pavlovsky al arco.

La figura del encuentro fue el intendente de San Miguel Jaime Méndez, que marcó dos goles. Con un pasado en las inferiores de River, Méndez es un habitué de los picados de Olivos que se incorporó al PRO en 2016, cuando asumió a cargo del municipio en lugar del ahora ministro de Gobierno bonaerense Joaquín de la Torre.

La contracara de Méndez fue el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, el arquero de los azules, que tuvo una mala tarde noche resguardando la valla visitante.

Seguí leyendo más en la sección Círculo Rojo