Javier Iguacel es ingeniero en petróleo, estuvo a cargo de Vialidad Nacional y reemplazó a Juan José Aranguren en el Ministerio de Energía.

Como su antecesor, estuvo a cargo de malas noticias, por ejemplo la compensación a las empresas productoras de energía, medida que debió dar marcha atrás.

Pasó además de ministro a secretario y tras roces con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el 28 de diciembre anunció que se iba del Gobierno. En su tuit de renuncia primaron los buenos modos, algo usual tanto entre quienes renuncian como entre aquellos a los que se les pide un paso al costado.

¿Nadie se va enojado? En su despedida Iguacel señaló que se ponía a disposición del presidente Mauricio Macri "para seguir acompañando la transformación que lleva adelante".

No volvió a usar su cuenta en la red del pajarito desde el Día de los Inocentes al punto que, aunque ya se oficializó a Gustavo Lopetegui en su reemplazo, en su perfil sigue figurando como Secretario de Energía.

A principio de año versiones periodísticas indicaron que sería nuevamente convocado para un cargo en Transporte bajo el ala de Guillermo Dietrich.

Según dijeron a Infobae altas fuentes de ese ministerio, la idea no se concretaría por ahora. Iguacel se tomaría varios meses sabáticos.