El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, visitó El Bolsón y San Carlos de Bariloche. "Queremos llevar tranquilidad a la gente, y seguimos trabajando en la prevención", dijo por los casos de hantavirus en Epuyén y tras descartar casos autóctonos en su provincia.

Él mismo, para desalentar temores, supervisó obras con el intendente Bruno Pogliano y remarcó: "Podemos caminar, comprar, andar en lugares públicos, todas las actividades que hacemos habitualmente. No estamos en presencia de un contagio masivo".

Weretilneck se reunió con los representantes de la zona sanitaria en el hospital de El Bolsón y anunció que Río Negro comprará un equipo PCR (por un costo de $ 1.500.000) para tener resultados de los análisis más inmediatos, muchos antes que si fueran enviados al Instituto Malbrán.