Parece que los sapos no son tan feos. "Para unir al peronismo hay que tragarse algún sapito" lanzó en la semana José Luis Gioja, presidente del Consejo Nacional del PJ. Para empezar un día después logró la unidad al menos en su provincia, San Juan.

La idea del ex gobernador sanjuanino parece ser que lo imiten en otros distritos y que otros acuerden como él hizo con el actual gobernador Sergio Uñac.

El Frente Todos está compuesto por unos 40 partidos y agrupaciones políticas sanjuaninas, donde el PJ es la columna vertebral de ese nucleamineto.

El compromiso se puso por escrito e incluye un acuerdo para que el frente sanjuanino acompañe a los candidatos del PJ en las elecciones nacionales "sin exclusiones", es decir, con los antiK dentro y también con Cristina Kirchner.
Las elecciones PASO en San Juan para elegir cargos provinciales (gobernador, legisladores, intendentes, etc) serán el 31 de marzo y las generales el 2 de junio.

Eso sí, tras sellar el acuerdo compartieron acto Gioja y Uñac pero se notó cierta frialdad. Cuando habló uno la militancia del otro no aplaudió y lo mismo ocurrió cuando habló el otro.

Dicen que Gioja necesitaba la unidad para seguir proclamando la teoría del sapito a nivel nacional.

El viernes Uñac volvió a hablar de Roberto Lavagna, justo tras la difusión del encuentro entre el economista y el socialista Miguel Lifschitz en una nota de Infobae que los encontró juntos en Cariló. "Reúne todas las condiciones desde lo técnico y lo político para ser una de las opciones que represente al peronismo nacional", señaló mientras también en la costa ya arrancaron su campaña Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, ambos por Alternativa Federal, y por otro lado Agustín Rossi y Felipe Solá.