Jesús Rodríguez, Emilio Monzó y Ernesto Sanz (Julián Valerga)
Jesús Rodríguez, Emilio Monzó y Ernesto Sanz (Julián Valerga)

El ex presidente de la UCR y ex senador Ernesto Sanz fue junto con Graciela Fernández Meijide de los más aplaudidos en la entrega de los premios Konex en la Facultad de Derecho. Él recibió una estatuilla de Platino como mejor legislador de la última década y ella como dirigente social.

Sanz dijo que le temblaba el corazón porque también este martes 13 por la noche hubo un Konex de Honor para Raúl Alfonsín que recibió su hijo Ricardo Alfonsín. Al ex presidente se lo aplaudió de pie.

Al ex jefe de la UCR que impulsó la conformación de Cambiemos lo aplaudieron legisladores y militantes amigos efusivamente. En primera fila por ejemplo se sentó Emilio Monzó, titular de la Cámara de Diputados, que se retiró apenas Sanz terminó su discurso. El referente del PRO se fue a una reunión tras participar del evento para acompañar al mendocino.

De Mendoza también estuvo el diputado Luis Petri, además de Raúl Baglini que fue el encargado de entregar la estatuilla. Y se vio al senador Luis Naidenoff, jefe del interbloque de Cambiemos; a la senadora tucumana Silvia Elías; al chaqueño Ángel Rozas; al riojano Julio Martínez; el secretario parlamentario Pedro Tunessi; a la diputada Karina Banfi, y a Ricardo Gil Lavedra.

"Es síndrome de abstinencia", bromeó Sanz sobre la presencia de tantos radicales que fueron a acompañarlo. Y justificó su ausencia en Capital porque, dijo, volvió a poner en marcha su estudio y a concentrarse en Mendoza.

En una de las últimas filas se ubicó el histórico Jesús Rodríguez, ahora en la Auditoría General de la Nación. Celular en mano tomaba fotos y videos del discurso de su amigo.