Una delegación de la prestigiosa Fundación Jerôme Lejeune, del nombre del médico genetista francés que identificó el origen del Síndrome de Down, está de visita en la Argentina y esta tarde irán al Senado para participar de una Jornada franco-argentina sobre Bioética, convocada por iniciativa de la senadora Inés Brizuela y Doria, presidente de la Comisión de Derechos y Garantías, y del senador Mario Fiad, presidente de la Comisión de Salud, dos legisladores que votaron en contra tras el intenso debate por la interrupción voluntaria.

El evento tendrá lugar en el Salón Arturo Illia del Senado en Hipólito Yrigoyen 1849, 1er piso.

Las actividades empiezan a las 14:30 con un acto de apertura encabezado por ambos senadores y por la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti.

Inmediatamente después habrá una conferencia magistral del presidente de la Fundación Jérôme Lejeune, Jean-Marie Le Méné, sobre: "Familia, Salud, Derecho; una mirada compartida entre Francia y Argentina sobre la Bioética".

A las 15:45 los doctores Clotilde Mircher, Grégoire Francois-Dainville y Pablo Sigriest, respectivamente médica genetista en el Instituto Lejeune, director del mismo Instituto y director de su filial España, expondrán sobre "Atención clínica e investigación sobre patologías de la inteligencia", que son las dos grandes áreas de actividad de la Fundación y del Instituto.

Finalmente, a las 16:30, el enfoque argentino sobre el tema estará a cargo de Andrés Vaira Navarro, secretario general de la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina, y Jimena Fernández Bartolomé, directora nacional de Inclusión para Personas con Discapacidad.

El equipo de la Fundación e Instituto Lejeune vinieron a Buenos Aires para participar de la Jornada Internacional que todos los años organiza el Instituto de Bioética de la Universidad Católica Argentina (UCA).

A los 32 años, en 1958, el doctor Jerôme Lejeune (1926-1994) descubrió la anomalía cromosómica que llamó trisomía 21 o Síndrome de Down. Posteriormente sus investigaciones lo llevaron a develar el mecanismo de otras patologías cromosómicas; por estos hallazgos se lo considera el padre de la Genética moderna, pues sus estudios abrieron la vía a esta especialidad. La Fundación que lleva su nombre perpetúa lo que fue una característica de la trayectoria de Lejeune: el combinar siempre la investigación con la atención clínica de los niños afectados con Síndrome de Down.