Mientras retoma su campaña como precandidato presidencial, aunque no  lo dice con esas palabras, el senador nacional Miguel Pichetto recibió al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y a los senadores Sigrid Kunath y Pedro Guastavino.

¿De qué hablaron? Del proyecto de Ley de Presupuesto que presentó el Gobierno en la Cámara de Diputados en el mediodía del lunes.

El gobernador entrerriano, de buen diálogo con la Casa Rosada, y Pichetto coincidieron en dar al mismo tiempo una señal al peronismo y a Cambiemos al señalar la necesidad de "lograr aprobar en el Congreso de la Nación un Presupuesto equilibrado para 2019".

Lo que más le preocupa a Bordet es el artículo 15 que hace referencia a los excedentes generados por la represa de Salto Grande en el límite entre Argentina y Uruguay. Quieren devolverle a la provincia un derecho que perdió en 2007: la transferencia directa de los fondos de la represa.

"El agua es un recurso de las provincias por mandato constitucional", subrayaron al término del encuentro, mientras que Kunath y Guastavino mencionaron como positivo el artículo 69 de la Ley de Presupuesto que estipula un cupo de $17.000 millones para compensar el déficit de los sistemas previsionales provinciales que no fueron transferidos a la Nación.

Sobre el previsto esquema de transferencia mensual y automática a las provincias que aprueben el Consenso Fiscal 2018 (firmado ayer mismo entre Bordet y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio) evaluaron que "el déficit de la caja de jubilaciones de la provincia es un tema central, hay que entender que 13 provincias siguen con las jubilaciones en la órbita provincial, entregaron 15% de sus ingresos y merecen un trato igualitario".

Mientras el despacho de Pichetto, que maneja un bloque con un senador menos que el oficialismo, sigue siendo paso obligado para los gobernadores, el senador rionegrino prepara un acto para desembarcar el jueves en Quilmes.