El acto se presentaba protocolar: la provincia de Salta firmó un convenio con la ciudad de Montevideo para acompañar y asesorar en su postulación como Ciudad Mediadora.

Hasta allí todo lo normal y habitual. El gobernador Juan Manuel Urtubey puso su firma en el documento tras reunirse con quien es responsable de la iniciativa versión oriental, el intendente Daniel Martinez.

Martínez destacó la experiencia de Salta que adoptó la Mediación como política pública a partir del año 2009 y valoró la decisión política del gobernador Urtubey. "Este método alternativo de resolución de conflictos ha contribuido notablemente a bajar los índices de conflictividad social y judicialización de las controversias", lo elogió y recordó que el año pasado la provincia fue reconocida con el sello de calidad de "Ciudad Mediadora" por la Universidad Loyola Andalucía y el Foro Internacional de Mediadores Profesionales.

A su turno, Urtubey remarcó que en los últimos 10 años "hemos tenido una evolución enorme" y habló sobre "una lógica de organización social diferente y entender que en la sociedad todavía hay espacios donde, a través del diálogo, podamos resolver los conflictos".

Pero cuando la firma y las fotos sellaron el acto, los dos políticos, ambos con aspiraciones presidenciales, y algunos de los que los rodeaban empezaron a conversar más distendidamente y a bromear sobre algunas cuestiones. Hasta que hablaron de vinos y Urtubey dijo que los salteños producen los mejores vinos de la Argentina. Justificó su opinión en cuestiones climáticas y geográficas. Finalmente sacó pecho y advirtió a sus interlocutores que tuvieran cuidado los uruguayos porque los salteños, algún día según prometió, "produciremos el mejor tannat" en referencia a la uva tan característica del vecino país.

Antes de volver a la Argentina, donde este martes participará de la reunión de gobernadores y dará una charla en la Bolsa de Cereales, Urtubey se reunió con parlamentarios argentinos del Mercosur que estaban sesionando del otro lado del Río de la Plata.